Blog 
El centro de Mühren
RSS - Blog de Nacho Azparren

El autor

Blog El centro de Mühren - Nacho Azparren

Nacho Azparren

Álvaro Faes y Nacho Azparren son los encargados de escribir sobre todo lo que rodea a la gran cita futbolística del verano.

Sobre este blog de Mallorca

Arnold Johannes Hyacinthus Mühren (Volendam, Holanda, 1951) es posiblemente el héroe anónimo más importante de la historia de la Eurocopa. De sus pies nació el centro que Van Basten convirtió en la imagen más reconocible del torneo continental: aquella volea imposible que dio a Holanda su único gran...


Archivo

  • 31
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El astro que brilla a la sombra

    "Se fa caldo, gioco all'ombra" (Si hace calor juego en la sombra). El título de la autobiografía de Antonio Cassano (no apta para los amantes de la literatura, muy recomendable para los fans de historias surrealistas) pone de manifiesto la talla del personaje y relata uno de los episodios más divertidos en una vida más típica de estrella de rock que de deportista. El 12 de julio de 2004 Perugia y Roma disputaban un amistoso de pretemporada en el Renato Curi. Quien no haya estado en Perugia en pleno mes de julio puede probar a meter un dedo en un café recién salido de la cafetera para hacerse una idea. Cassano llevaba tres días de pretemporada y, siendo justos, se presentó con algunos kilos más y su conocida poca devoción por el trabajo. 

    Antò había conseguido retrasar hasta dos veces la vuelta a los entrenamientos. El 22 de julio adujo que todavía no estaba recuperado del esfuerzo de la Eurocopa de Portugal. El 29 de julio, se inventó un problema de hemorroides. Había aprovechado la marcha del general Capello para marcar su territorio: en la Roma se hacía lo que él mandara. Con tres días de entrenamiento, el delantero se enfrentó en Perugia al primer amistoso del verano. "Quiero que juegues los 90 minutos para ir cogiendo la forma. Muévete por la izquierda del ataque", le dijo el entrenador en la charla previa al partido. Su técnico no contaba con una cosa: el Renato Curi, estadio del Perugia, gozaba de una magnífica sombra en la parte derecha del ataque romanista. La actitud de Cassano da título a su autobiografía: el de Bari se pasó toda la primera mitad en el sector derecho del ataque, allí donde la sombra daba un respiro. 

    Cassano afirma haber madurado con el tiempo. Se ha casado, ha abandonado la bollería hasta definir su figura, se entrena habitualmente y sus "cassanatas" -Capello definió así sus salidas de tono- ya no son tan habituales. Un ictus isquémico puso este año en peligro su carrera deportiva y le ha mantenido 5 meses fuera de los terrenos de juego. Demasiado tiempo alejado de la pelota para alguien con la personalidad tan infantil. Sólo la insistencia del seleccionador italiano le ha concedido otra oportunidad para mostrar su clase. El aficionado de lo diferente lo agradecerá. El técnico que apuesta firmemente por él se llama Cesare Prandelli y en julio de 2004 tuvo la brillante idea de proponer al astro de Bari jugar en la parte del estadio donde el sol no daba tregua. Deberá tener cuidado: el debut de Italia ante España se juega a las 6 de la tarde. 

    Nacho Azparren.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook