Blog 
El blog de Pilar Garcés
RSS - Blog de Pilar Garcés

El autor

Blog El blog de Pilar Garcés - Pilar Garcés

Pilar Garcés


Archivo

  • 11
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Repitan conmigo, Corea del Norte

    Cuando ya no puedo más de la rabia que me provocan los políticos como casta, y sus decisiones corporativistas que atentan contra el interés general, me repito un mantra: “Corea del Norte, Corea del Norte, Corea del Norte”. Me visualizo en dicho punto del planeta, ataviada con un dos piezas pardo y quince quilos menos, asistiendo a uno de esos desfiles multitudinarios orgullosa del potencial nuclear de mi país, después de trabajar quince horas en un campo quitando hierbas y tras la ingesta de un único bol de arroz blanco como comida del día. Democracia o Corea del Norte. No siempre es fácil. Corea del Norte versus el cargo público pagado con mi dinero que dijo que “las leyes, como las mujeres, están para violarlas”. Corea del Norte versus Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría y sus libérrimas vidas personales, con la mantilla visitando al Papa. Corea del Norte versus la delegada del Gobierno de Madrid y su idea de limitar el derecho de manifestación. Corea del Norte versus la españolización de niños catalanes propugnada por el ministro Wert. Todavía tenemos un sistema más defendible que el de Corea del Norte, pese a encontrarnos ante un Gobierno que gobierna realmente sin oposición y que se pirra por las banderas y los símbolos patrios. A la Defensora del Pueblo, dispuesta a empurar al juez Pedraz por mencionar en un auto la “decadencia” de la clase política, aunque a esa señora nadie le haya dado vela en el entierro de la libertad de expresión ni tenga competencias para nada ni remotamente cercano al control del poder judicial, yo le digo: Corea del Norte, Corea del Norte.
    No estoy sola en mi viaje astral diario (o Telediario) a Corea del Norte. Según la última encuesta del CIS, los españoles sitúan como tercera preocupación a sus dirigentes, lo que ha motivado un gran revuelo entre los políticos jubilados que pueblan las tertulias de los medios de comunicación, que se ponen estupendos y muy intensos y dicen cosas como que no hay que extender la sombra de la sospecha sobre los servidores públicos, so pena de convertirnos en Corea del Norte. No lo pillan. Nos da más miedo un diputado con su maletín y su iPad financiado por los presupuestos generales del Estado que un navajero en un callejón. Un chorizo es un rato, un parlamentario es para toda la vida. No te lo quitas de encima ni con agua caliente, con sus pluses y sus complementos, y sus prebendas aprobadas por sus compañeros de gremio y sus pensiones de jubilación vitalicias, acumulables y demás. Un diputado autonómico o nacional significa haber comprado unas Preferentes por teléfono, pero multiplicado por mil. Pero si prefieres Corea del Norte, allá tú.

    El Consell de Mallorca, una institución que abunda día a día en lo absurdo de su existencia, le acaba de dar un plus de 1.150 euros sobre su sueldo de funcionario al exconseller Miquel Nadal, quien fue condenado junto a Maria Antònia Munar por el saqueo de 240.000 euros de las arcas de esa misma administración, una sentencia recurrida al Supremo. Cabe recordar que el Consell no tiene un duro. No convoca las subvenciones culturales, ha suspendido el Plan de Obras y Servicios de los pueblos de la isla y lo está recortando todo, salvo lo que se refiere a su propia pervivencia, por falta de fondos. Pero cuenta con la liquidez necesaria para reconocer a un colega su derecho a percibir un complemento por el hecho de haber desempeñado un carguete, por mucho que la justicia le haya condenado a cárcel e inhabilitación por lo bien que lo hizo (malversación, prevaricación, negociaciones prohibidas, falsedad). Pero claro, otra ley aprobada por políticos para los políticos se impone: perro no come carne de perro. Esperen, no sé si tal vez en Corea del Norte, con esa dieta tan curiosa que manejan...
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook