Blog 
El blog de Pilar Garcés
RSS - Blog de Pilar Garcés

El autor

Blog El blog de Pilar Garcés - Pilar Garcés

Pilar Garcés


Archivo

  • 12
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Piqué es muy territorial

    Shakira presume de que su novio ejerce la censura previa de sus vídeos, por si son demasiado picantes. La diva independiente conocida en todo el mundo por años de éxitos se deja limitar y prefiere una imagen de novia convencional a las órdenes de.

    La primera y más completa encuesta efectuada jamás en el mundo sobre violencia contra las mujeres acaba de presentarse con datos de escalofrío: un tercio de la población femenina de Europa se ha enfrentado alguna vez a situaciones de violencia física y sexual después de los 15 años (62 millones de personas), y el cinco por ciento declara haber sufrido una violación, lo que supone nueve millones de abusos. La Agencia de los Derechos Fundamentales ha entrevistado a 42.000 ciudadanas de entre 18 y 74 años, y casi la mitad relataban episodios de acoso psicológico por parte de sus parejas o exparejas. Hay trece millones de europeas al año en esa jaula, y otros 3,5 millones de féminas aguantando agresiones físicas y sexuales. Curiosamente, son las habitantes de los países más avanzados socialmente, los escandinavos, quienes denuncian haber experimentado en mayor grado comportamientos machistas. El 52 por ciento de las danesas y el 47 por ciento de las finlandesas, frente al 13 por ciento de las españolas. Si el año pasado murieron en nuestro país 50 mujeres, y en la última década 700 por culpa de la violencia de género, ¿cómo se explican esos resultados que nos clasifican como un paraíso más que igualitario? Los redactores de la encuesta dan la respuesta: cuestión de umbrales y de cultura. Hay situaciones que las ciudadanas suecas o noruegas perciben claramente como de menoscabo de su integridad o faltas de respeto que en el sur se toleran sin darles importancia, sean tocamientos indeseados, injerencias en la libertad personal o comentarios obscenos.

    Por suerte, empiezan a chirriar en nuestros oídos los argumentos casposos, que no son baladís porque siempre restan y nunca suman; quiero creer que las cosas van cambiando aunque por cada paso adelante se dé medio atrás. Un ejemplo lo ha dado Shakira, una artista de bandera, icono mundial, que se ha trabajado su éxito desde que era adolescente. La semana pasada inauguraba una gran escuela en su Colombia natal y aprovechaba para promocionar su nuevo disco, hablando en concreto del vídeo que ha grabado junto a otra estrella, Rihanna. “Como Piqué no me deja grabar vídeos con hombres lo hago con mujeres”, expuso. Esta declaración se suma a entrevistas anteriores en las que dejaba claro que no se pone a dieta porque al futbolista del Barça le gusta así, y sostenía que alucina de tener al lado a un hombre como él. Además, aclaraba que el defensa le dio el visto bueno al provocativo clip, pues es “súper celoso y territorial, le gusta saber que todo está bajo control”. No sé a dónde ha ido a parar la autoestima de la amiga de Gabriel García Marquez y Barack Obama, activista de muchas buenas causas, mujer independiente y polifacética. Ahora se muestra a sí misma como un apéndice de su novio, que es quien manda, subsidiaria de un señor que no es ni la mitad de conocido que ella.   

    Puede parecer anecdótico, tal vez sea una mera consecuencia de las giras promocionales, que obligan a los artistas a hablar por no callar, pero da un poco de grima ese orgullo de la diva por vivir a la sombra. Que tu pareja te diga cómo te has de vestir o con quien puedes bailar, y marque los límites estéticos de tu trabajo y tu creatividad tal vez sería considerado degradante por una mujer nórdica. En cambio por aquí se presume de ello, considerándolo una prueba de amor. Cuestión de territorios y de umbrales.

    Mira aquí todas la ilustraciones de Elisa Martínez para El Desliz

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook