Blog 
El blog de Pilar Garcés
RSS - Blog de Pilar Garcés

El autor

Blog El blog de Pilar Garcés - Pilar Garcés

Pilar Garcés


Archivo

  • 10
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los malos destierran al alcalde

    El pasado 20 de agosto, el alcalde de Palma Mateo Isern verbalizó su intención de ser "implacable" con la delincuencia. "No permitiremos que el falso progresismo o el buenismo hagan prevalecer los derechos de los delincuentes por encima de los derechos de los palmesanos", aseveró en la presentación del mayor Antonio Vera como intendente de la Policía Local. El 5 de septiembre, después de una junta de seguridad para tratar sobre la batalla campal entre nigerianos y gitanos tras la muerte de un hombre, el mismo Isern dijo que "el cuerpo me pide ir a Son Gotleu" pero aclaró que no lo ha hecho "por motivos de estrategia y seguridad". No parece la declaración realmente "implacable".
    El miedo es libre y la percepción de la propia integridad muy personal, pero la ciudad excede los límites de Jaume III la mires por donde la mires, y a veces toca dejar el coche oficial y patearla al natural, con escolta e incluso sin ella (hasta en el País Vasco, con una amenaza mayor, las están retirando de forma paulatina). No es de recibo que el alcalde se autodestierre de un determinado barrio. ¿Cuál es el mensaje que está enviando a los honrados ciudadanos que viven allí, pagan sus impuestos allí y que asisten a la paulatina degradación de un núcleo que no hace mucho era un buen sitio para criar a sus hijos? Pues que han ganado los malos. Que han logrado achantar a la ciudad entera en la persona de quien ostenta la máxima representatividad, su alcalde. Y que en cuanto les sea posible, estos vecinos tan castigados harían bien en mudarse a lugares más agradables.
    Mateo Isern tiene que poder ir a Son Gotleu, faltaría más. Y sobre todo, debería querer ir, para demostrar que, en efecto, los que queman coches y se pelean no van a ganar la partida a la ley. Si desea coger el autobús, es el número 7, el mismo que transita por Son Vida.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook