Blog 
El blog de Pilar Garcés
RSS - Blog de Pilar Garcés

El autor

Blog El blog de Pilar Garcés - Pilar Garcés

Pilar Garcés


Archivo

  • 15
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La violencia estructural

    El 26 de febrero, una vecina de Terrassa viajaba con su exmarido y el bebé de seis meses de ambos en el coche de él cuando se sintió mal y le pidió que parase. El hombre aprovechó para estrangularla y golpearla, y luego la tiró a una acequia donde la cubrió de ramas y hojas. Abandonó a la niña en un contenedor de basuras en Barberà del Vallés. La mujer volvió en sí y avisó de lo ocurrido a los Mossos d’Esquadra. Unos chicos habían llevado a su hija al hospital.
    · El 27 de enero, una mujer de 52 años fue encontrada en su casa de Granollers muerta y con abundantes signos de violencia. Sus hijos señalaron al padre, en paradero desconocido, como autor. Uno de ellos había discutido con él y cuando la madre intercedió la atacó. El hombre fue detenido a los días en Requena.
    ·El 24 de enero, una mujer de 26 años apareció asesinada en el dormitorio de su casa de Olot, con múltiples cuchilladas, entre otras una que le rebanó el cuello. Aunque sus allegados rechazaron de plano problemas con su pareja, la policía detuvo al marido y al hermano de éste como responsables del crimen. Tenían un hijo de cinco años.
    · El 3 de enero, una mujer de 55 años fue golpeada en la cabeza hasta la muerte por su marido en la apartada masía de L’Ametlla de Merola que compartían. Cuando el hermano de la víctima acudió a visitarla, su cuñado le dio una excusa que no creyó, y así la encontró en un charco de sangre en su dormitorio. Tras pasar varios días escondido en una cabaña en el bosque, los Mossos detuvieron al asesino.
    · A las nueve de la noche del día de Año Nuevo, una joven fue a visitar a sus padres en Girona alertada porque no contestaban al teléfono y se los encontró muertos. Se supo después que la madre, Natalia, de 53 años, fue asesinada por su marido, quien después se suicidó. Nadie lo vio venir, pues constituían una pareja de lo más normal.
    · El 29 de diciembre de 2011, la joven Inmaculada D. R.,de 28 años recibió dos cuchilladas en el cuello que le causaron la muerte en su domicilio de Requena. El autor, detenido de inmediato cuando abrió la puerta a la policía cubierto de sangre, era su exnovio,  padre de la hija de 3 años de ambos a la que sacó del piso antes de cometer el crimen. Contaba con una orden de alejamiento dictada por un juez por amenazas y agresiones anteriores. La mujer había rechazado vivir en una casa de acogida porque tenía una nueva pareja. Su asesino era, además, su tío carnal.
    · El 27 de diciembre de 2011, G. I., de 33 años murió como consecuencia del disparo de escopeta que le propinó su esposo, D.G., de 71 años. Los dos vivían en Roquetas de Mar con su hijo de 7 años, y ella había solicitado información para separarse. 
    De las sesenta mujeres fallecidas en 2011 por violencia machista, 38 convivían con el agresor, 15 habían denunciado malos tratos y ocho contaban con una orden de protección, quebrantada en cinco ocasiones sin el consentimiento de la mujer, y con él, en tres. Cuarenta eran españolas y veinte de origen extranjero.
    Pero no se refiere a ellas, todas madres, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, cuando expresa que una nebulosa “violencia estructural” se ejerce contra las mujeres. No se dirigen los desvelos de este político a frenar esta sangría concreta, computable en nombres y fechas. Él hace otra cosa: filosofía, ideología, retórica, marear la perdiz. Creímos que era un hombre listo y ha resultado un aprendiz de Sarah Palin. Le preocupan más los discursos que las personas. No quiere que las mujeres decidan sobre el aborto porque no se fía de las mujeres. ¿Y qué pasa con los que llaman a la puerta con un cuchillo en la mano? ¿Esos sí son de fiar?
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook