Blog 
El blog de Pilar Garcés
RSS - Blog de Pilar Garcés

El autor

Blog El blog de Pilar Garcés - Pilar Garcés

Pilar Garcés


Archivo

  • 28
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Consejos para prevenir violaciones

    La denuncia de una agresión sexual en grupo en Málaga ha puesto el foco sobre los consejos del ministerio del Interior para evitar este tipo de delitos. Consisten, básicamente, en restringir la libertad de movimientos de las ciudadanas. Qué fácil, ¿no? Mucho más que actuar contra los depredadores.
     

    Una joven de 20 años aseguró que fue violada hace un par de días cuando salía de trabajar en la Feria de Málaga a las siete y media de la mañana. La asaltaron cinco tipos, dos de ellos menores de edad, que al parecer grabaron la agresión con el teléfono. Debieron pensar que tal circunstancia sería considerada un atenuante en los tiempos que corren, recordando cómo el gobierno de Mariano Rajoy indultó al guardia civil que inmortalizó también con su móvil la agresión sexual de un amiguete suyo a una señora de setenta años. En el caso de la ciudad andaluza, muchas horas después de que los presuntos delincuentes fuesen detenidos se oyó la voz del alcalde Francisco de la Torre, del PP, que relativizaba: "Hay más de mil violaciones en España al año, no vayamos a crear ahora la imagen de que Málaga es un lugar inseguro". No claro. Que siga la fiesta. Insegura es la India, donde se producen violaciones en grupo y nadie mueve un dedo. Y que no se queje la chica, que no la han colgado en un árbol. Tan mal ha gestionado el preboste conservador su posición respecto a una denuncia archivada rapidito y sin demasiadas explicaciones que el personal se ha puesto a rebuscar en la web del ministerio del Interior. Y allí están los consejos para evitar violaciones que nos dan a las mujeres españolas los encargados de velar por nuestra seguridad.

    No hacer autostop. Evitar las paradas de autobús solitarias. No pasear por descampados o vías públicas oscuras. No permanecer en un vehículo estacionado de noche en un descampado. No poner el nombre en el buzón si vives sola. Echar las cortinas al anochecer para evitar miradas indiscretas. Evitar entrar en el ascensor cuando esté ocupado por un extraño. Y todo así de paranoide. En plan "sentencia de la minifalda", ¿recuerdan? El famoso juez que defendía que si vas vestida así, o vives en una calle con poca luz, te estás buscando un problema y la culpa es tuya. Enciérrate en casa, chica, aunque ni por esa estarás a salvo: corre las cortinas y miente en el buzón, ponte señora de y los depredadores huirán despavoridos. La moralina de un telefilme de los malos. Se ha montado tal escándalo que el ministerio ha reaccionado en pleno agosto prometiendo que las recomendaciones, que llevan una década en la web ministerial, serán actualizadas. Esperemos que las redacten mujeres listas, y no el titular de la cartera, el ultracatólico Jorge Fernández Díaz, rosario en ristre. Para que no se quejen de la falta de colaboración ciudadana, yo tengo unas cuantas propuestas para prevenir la violación:

    --Destituir fulminantemente a cualquier alto cargo público que minimice los crímenes violentos contra las mujeres. Para que nadie se los tome a broma.

    --Dotar económicamente y de personal a las unidades policiales que investigan las violaciones.

    --Devolver los presupuestos esquilmados a todos los profesionales que ayudan a las mujeres agredidas, desde asesorías jurídicas a psicológicas, a forenses y peritos que las respaldarán en futuras denuncias. Esas que tan pocas veces prosperan.

    --Reactivar los programas de igualdad contra el machismo, germen de todos estos males.

    No es un descuido. No es que han olvidado modernizar una web durante una década porque andan liados con el terrorismo, y las drogas y otros grandes temas de Estado. Mantienen vivos mensajes trasnochados del siglo XIX y gobiernan como si viviéramos en el siglo XIX porque les encantaría regresar a ese tiempo. Corrijo, ellos no. Solo que volviéramos nosotras.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook