Blog 
El blog de Pilar Garcés
RSS - Blog de Pilar Garcés

El autor

Blog El blog de Pilar Garcés - Pilar Garcés

Pilar Garcés


Archivo

  • 12
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Balears es una falocracia

    Si pones en Google “solo hombres” aparecen varios millones de páginas pobladas por varios millones de mujeres. En pelotas, mayormente. También brotan montones de tíos buenos con el cuerpo untado de aceite, las cosas como son. Y luego portales de venta de corbatas, máquinas para ejercitar los bíceps, motos de gran cilindrada y cantidades industriales de viagra. Un paraíso que cuesta abandonar, lo reconozco, para escribir un artículo sobre algo tan paleto como la política de este archipiélago. Lo que no sale al poner “solo hombres” es la página web oficial del Govern balear, con sus discursillos banales de José Ramón Bauzá, sus audiencias a falsos príncipes árabes y empresarios arruinados de ex repúblicas soviéticas con proyectos para cubrir de cemento la Catedral, sus pases de revistas a las tropas y sus dos o tres decretos flojos, si llega, en lo que va de legislatura. Ni las fotos de ese equipazo de consellers en las fiestas de blanco de sus queridos hoteleros, o reunidos en consejos de gobierno con pinta de concilios vaticanos, pero sin fumata: hoy cierro dos hospitales, mañana ninguno; hoy les bajo el sueldo a los médicos, mañana no; hoy obligo a las mujeres a que se paguen los abortos, mañana me doy cuenta de que tal cosa es ilegal e inconstitucional y reculo; hoy trato de que los padres desprecien el catalán, mañana la cruda realidad me demuestra que pasan de mis chorradas por el bien de sus hijos. Hasta la novia del conseller Carlos Delgado se debe haber dado cuenta de que es mejor no formar parte de este club.   

    Un Govern sin mujeres por vez primera en treinta años, como la vuelta de las hombreras pero en sangrante; como si los Village People se instalaran en el Consolat de Mar. Chicas, arriba los corazones, otros días vendrán que nos alejarán de una visión tan mediocre de la vida que aparta de los centros de decisión a más de la mitad de la población de estas islas. Estaremos en la ruina gracias a este Ejecutivo de calcetines ejecutivos, pero descansadas, felices y agradecidas por no haber tenido vela en el entierro de los servicios sociales, los avances en igualdad y el desarrollo de esta tierra. ¿A quién le interesa participar en un gobierno cuyo presidente se va a Madrid a hablar del IVA turístico y sale diciendo que habrá un tipo reducido, lo contrario de lo que se ha decidido, para esconder que no pinta nada en su querida capital? ¿Quién desea formar parte de la panda que nos hará formar colas en los aeropuertos con nuestros certificados de residentes en Balears en los dientes, demostrando que no somos defraudadores, mientras el pasajero de al lado, procedente de Sagunto, viaja a la mitad de precio que nosotros y encima si quiere mañana se coge el AVE que le hemos pagado y en dos horas se planta en la última exposición del Prado, que también se la sufragamos?   
    Asegura el portavoz de este Govern falocrático (falocracia: ‘predominio del hombre sobre la mujer, especialmente en la vida pública’, única definición del DRAE), Rafael Bosch, que el PP no cree en las cuotas, sino en la valía. Vale, tío, te creo y por poco te admiro y todo. Eso es un insulto genérico a todas las mujeres que lanza desde la seguridad de que lo que dice no le importa un pito a nadie, y así es. Espero que sus compañeras de partido lo tengan en cuenta cuando las busquen para ocupar esa pseudoconselleria que van a montar para colocar a un ibicenco/a, que hay señoras que se largan espantadas dando un portazo y dejan un hueco muy difícil de llenar con un solo hombre.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook