Blog 
El blog de Pilar Garcés
RSS - Blog de Pilar Garcés

El autor

Blog El blog de Pilar Garcés - Pilar Garcés

Pilar Garcés


Archivo

  • 04
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Bailando con bobos

    Las cosas se te olvidan porque no te importan. Por eso fue todo un síntoma que al president de Balears se le pasara por alto poner una mujer en su equipo de gobierno y tuviese que nombrar a una deprisa y corriendo (ya le ha colocado un par de tíos por encima, por descontado), y también que se le despistara la asignación de la Cultura a un departamento en concreto. Menudo lapsus. Cuando le preguntaron por la materia en plena comparecencia de prensa de presentación de su tuna, José Ramón Bauzá cayó en la cuenta y en vivo y en directo se la atribuyó a Educación (lógico). Jamás sales de casa sin tu fijador capilar, pero se te traspapela la ilustración en su conjunto, vaya por Dios. Ahí se nos pusieron los pelos como escarpias, debe ser la falta de gomina en nuestras menos honorables cabezas, y ahí supimos que de este Ejecutivo autonómico que pretende que los enfermos de Menorca y de Eivissa se curen por "telemedicina" no debemos esperar nada en materias que afectan a órganos menos vitales, como por ejemplo el espíritu. Automedicación y bajarnos cuatro series por internet para llenar el tiempo libre, esta es la fórmula magistral para recortar el déficit público mientras suben los sueldos de los asesores y se recoloca a costa del contribuyente a todo aquel que luzca una bandera española en el reloj de marca.

    Defiende el psiquiatra Enrique Rojas que los ingredientes básicos de la felicidad son amor, trabajo y cultura. Por suerte, el primero no depende de los políticos profesionales, o además de miedo nos darían calabazas. Pero los otros sí, y los genios del archipiélago han llegado a la conclusión de que resultan excluyentes. Quienes se dedican a las artes y a las letras, en el fondo, lo hacen por afición, no generan tanto PIB ni merecen un respeto como, por ejemplo, los ganaderos, que cuentan con su propio conseller superimplicado en la pervivencia del sector. Y por eso se han dedicado a poner al frente de la Cultura a personas que se autodenominan "humanistas" y que sólo sueltan tópicos y simplezas como que el patrimonio artístico y el conocimiento han de ponerse al servicio del turismo, igual que los campos de golf o los chiringuitos de tapas, para luego exterminar todos los festivales preexistentes por la vía de negarles las subvenciones comprometidas. De este modo han asfixiado la Temporada de Ballet, una pérdida irreparable pues constituía una cita que colocaba a Palma en lo más alto de la oferta de danza de España, y acogotado el Jazz de sa Pobla, un acontecimiento con miles de fieles. Se han debido dar cuenta de que, en el fondo, el sol y la playa les gustan más a nuestros visitantes que la sabiduría y los museos. ¿Y el resto? ¿Y los habitantes de las islas? Cuanto más asilvestrados mejor. Menos capacidad de comparar y elegir. Teatro, música, verbenas, menudo despilfarro. Mucho más bobos nos quieren, así que nos conformaremos con contemplar a los que bailan en los bares y discotecas, que por ser negocios del sector servicios merecen todo nuestro respeto.

    Así el asunto del entretenimiento, no queda más remedio que ver la tele. No M, la pública que cierran por ser barata, dimensionada y sin pretensiones. Mejor sintonicemos la otra, IB3. Le han puesto al frente a un conseller del Govern, un insulto a sus trabajadores, a los espectadores y al periodismo en general. Vaya, se me olvidaba que este gremio tampoco danza al son que gusta en el nuevo régimen.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook