Blog 
El blog de Gauden Villas
RSS - Blog de Gauden Villas

El autor

Blog El blog de Gauden Villas - Gauden Villas

Gauden Villas

Sobre este blog de Deportes

Ha dicho muchas veces que su piel solo tiene un color: el rojo. Se crey√≥ siempre un perdedor hasta que Luis Aragon√©s, el sumo pont√≠fice, demostr√≥ que Espa√Īa tambi√©n puede ser la m√°s grande. Llor√≥ con el gol de Iniesta y en su camiseta, contra viento y marea, luce el 9 de Torres.


Archivo

  • 11
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Jugando con fuego.

                                                    

                     Noventa y dos a√Īos sin ganar a Italia en partido oficial y todo apunta a que pasar√°n otros tantos, o m√°s. Ni nuestros nietos se dar√°n ese capricho. Y eso que esta Italia es como un le√≥n sin dientes. Le quedan garras sin mucho filo -Balotelli es un regalo para cualquier rival- y esa defensa numantina que tendr√°n hasta el fin de los tiempos. Poco m√°s. Y, sin embargo, durante m√°s de una hora fue mejor que Espa√Īa. O lo que fuera que nos prepar√≥ Del Bosque ayer.

                 Resulta dif√≠cil saber si la desesperante lentitud con la que se mov√≠an los campeones del mundo obedec√≠a a una consigna o era producto de un sistema absurdo -no sabemos qu√© es peor-. Quiso el seleccionador copiar a Guardiola hasta en lo de jugar sin delanteros, olvidando que Guardiola tiene a Messi y √©l no. El resultado fue descorazonador. La primera parte de Espa√Īa fue de lo peor en muchos a√Īos, record√≥ tiempos pret√©ritos, derrotas contra Corea, gatillazos que cre√≠amos extintos. Iniesta, Silva y F√°bregas chocaban una y otra vez contra una defensa amurallada que se relam√≠a de gusto, derrochando miradas de incredulidad ante las facilidades concedidas. No hubo un desborde en velocidad porque nadie la ten√≠a, espa√Īoles de toda condici√≥n maldec√≠an su suerte y Buffon bien pudo haberse permitido darse una vuelta por Tur√≠n para ampliar su colecci√≥n de relojes.

                 Mala cosa el orgullo. Tras ese desastre descomunal, tras esos cuarenta y cinco minutos tirados a la basura, Del Bosque no hizo cambio alguno. Italia s√≠. Liquid√≥ al "amigo" Balotelli y su reemplazo no tard√≥ ni tres minutos en adelantar  a su equipo. Yo dec√≠a ayer que echar√≠amos de menos a Puyol. No sab√≠amos cu√°nto. La pareja Piqu√©-Ramos no funciona, por si ten√≠amos pocos problemas. El empate de F√°bregas, una genialidad, fogonazo aislado fruto del privilegio de contar con futbolistas excepcionales.

                 La cosa empez√≥ a cambiar con Navas y dio el vuelco definitivo con la salida de Torres. Hubo dos partidos. Hasta que apareci√≥ el Ni√Īo todo era oscuridad, parsimonia y lamentos. Con Torres se abrieron los huecos, le gan√≥ las primeras carreras del partido a los defensas italianos y puso el miedo en el cuerpo al humorista Chiellini -el catenaccio italiano fue de cat√°logo la mayor parte del encuentro- y compa√Ī√≠a. Pero como en esta Espa√Īa de hoy no estamos para muchas alegr√≠as, el Ni√Īo dej√≥ tambi√©n argumentos de sobra para sus detractores. Fall√≥ dos goles cantados. Yo me quedo con que con √©l apareci√≥ la Roja y los italianos empezaron a sufrir. Los que hab√≠a en Polonia y los que lo ve√≠an desde su casa.

                 Hay que consolarse pensando en todo lo que se puede mejorar a poco que se pongan los medios. La desaparici√≥n de Arbeloa se antoja imprescindible. Sus autopistas a Cassano, su debilidad en el choque y su nulidad en cuanto pisa el √°rea contraria fueron desesperantes. El regreso de Ramos al lateral no deber√≠a postergarse. Otro invento que no ha funcionado. Lo de Alonso ya no es invento. Es una afrenta nacional -ya sabemos que la prensa merengue se considera de un pa√≠s aparte-. Cre√≠amos que su capacidad para perder balones hab√≠a alcanzado el c√©nit. Pero crece con los a√Īos. Tambi√©n crece Iniesta, como enorme futbolista, pero hay que ponerle alguien a quien le pueda dar el bal√≥n dentro del √°rea. Yo reclamo a Torres y, si no, a Llorente. Pero d√©jese usted de √Īo√Īer√≠as, seleccionador.

                 Lo incre√≠ble del asunto es que un barco que hizo aguas por tantos sitios, no acabara hundi√©ndose. Hace una d√©cada, Italia nos habr√≠a masacrado. Ayer, cedi√≥ un empate y no acabamos ganando porque Torres sigue sin estar fino de cara a puerta. Es tanta la diferencia de calidad entre los futbolistas de Espa√Īa y el resto que incluso se pueden permitir a Del Bosque, Arbeloa, Alonso y a los corifeos exigiendo m√°s madera blanca para el fuego patrio. Un poco de sentido com√ļn puede a√ļn llevar la nave a puerto. Estoy convencido que el seleccionador rectificar√°.

                

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook