Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 16
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Volver a empezar

    Puede que el nivel de la Segunda División española sea superior al de su equivalente en otras ligas europeas, pero es claramente peor que el de nuestra Primera y, seamos sinceros, si exceptuamos a los ventajistas Barça y Madrid, escritos en el orden de su última clasificación, la media de juego desplegado por sus competidores aleja de la tele en lugar de invitarte a ella. De sacrificarse para acudir a los estadios, mejor no hablar.

    Así que si nos ponemos a calibrar las opciones del Mallorca y nos atenemos al presente de su plantilla, podemos concluir, a priori y con grave riesgo de errar, que sus posibilidades de volver a donde estaba se basan antes en las limitaciones de sus rivales que en su calidad intrínseca.

    No es menos cierto que el Recreativo, una de las numerosas mediocridades de la categoría, tardó apenas diez minutos en desmontar esta hipótesis, pero archivaremos la experiencia en el apartado ocasional del inventario a la espera de que no se repita.

    Voy a tener al respecto muchas opiniones en contra. No faltan compañeros y aficionados que sostienen que en la competición de plata se juega muy bien al fútbol. Vaya por delante mi discrepancia al obervar al conjunto bermellón al que, las mismas voces, confieren rol de favorito.

    No olvidemos que,  al empezar a cruzarse en la Copa del Rey, son muy pocos los equipos de Segunda División que alcanzan siquiera cotas de cuartos de final. Un indicativo de que, aún siendo mala, se impone la supremacía de la división de honor.

    La Liga Adelante no es sino una carrera de obstáculos que ponen a prueba tanto la práctica, como la dinámica y, especialmente, la resistencia. Pronto lo veremos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook