Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 05
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Veintitrés más uno

    Los hombres y mujeres que tenemos la suerte de mantener un puesto de trabajo hemos de dedicar las ocho horas que nos quedan entre el horario laboral y el sueño, a comer, cenar, tareas domésticas, niños, etc. Es decir, a lo sumo disfrutamos  en una jornada de dos horas de ocio. Son las horas que los futbolistas dedican a su quehacer cotidiano, por lo que les queda un tercio del día para su solaz, como le espetó en cierta ocasión un periodista amigo de Barcelona cuando Figo excusó una entrevista poque “estaba muy ocupado”.

    Lo cuento porque, a diferencia de estrellas y figuritas del balón a quienes repele el contacto con el público, la selección española ha sabido convertir a sus jugadores en seres humanos, próximos a la gente, cálidos y abiertos. Y eso, al margen de sus incuestionables títulos que muchos ya habíamos olvidado, ha conseguido crear un clima de simpatía y admiración que redunda también en el apoyo que recibe en cualquier ciudad que visita, y Palma no será una excepción.

    Ya metidos en cuestiones estrictamente deportivas, los dos partidos que vienen, ante Bielorrusia en Son Moix  y Georgia en Albacete, no suponen ningún quebradero de cabeza para Vicente del Bosque, que ya experimentó con  el madridista Nacho y repite ahora con Alberto Moreno, ante la baja del indiscutible Jordi Alba. No se puede hablar pues de sorpresas en la lista facilitada ayer en la que, si acaso, continúan chirriando Arbeloa y Albiol, dos defensas que, de no haber militado en el Real Madrid, probablemente no habrían vestido jamás la camiseta con la estrella dorada o incluso sin ella. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook