Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 31
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Una resolución histórica

    El espectacular giro que ha dado lo que ya no podemos dudar en calificar de ‘caso Gio’, excede la trascendencia de que pueda alinearse con el Mallorca frente al Valladolid o no. Al margen de la insistente y eficaz gestión desde el club, es la primera oportunidad que nos brinda Javier Tebas, el nuevo presidente de la Liga de Fútbol Profesional, de creer en lo que predica pero, sobre todo, supone el primer paso para corregir uno de los abusos más flagrantes de la FIFA y sus afiliadas, acostumbrada a hacer y deshacer a su antojo sin la menor consideración hacia las empresas que la sostienen que, por mucho que crean lo contrario, son los clubes y no las federaciones.

    En torno a la convocatoria de Dos Santos con su selección, la ineludible necesidad del Mallorca de contar con su concurso y la entrada en escena de la Liga, planean consecuencias tan importantes para el futuro como lo fueron las de la famosa Ley Bosman. Si por una parte es de pura lógica que el trabajador se deba en primer lugar a la empresa que le contrata y le paga, mucho más grave parece que los servicios de dicho empleado vayan a repercutir en beneficio de un organismo o institución ajenas a esa situación contractual, durante el tiempo y lugar en que éstas decidan. ¡Una verdadera aberración! Aunque, conociendo cómo se las gastan en Suiza, el asunto puede traer cola. ¡Ojalá y de una vez por todas!

    El Mallorca ha reaccionado con celeridad, valentía y hasta es posible que con generosidad, dado que de su acción pudieran derivarse menos perjuicios para todos los clubes de fútbol de ahora en adelante.
    No podemos pasar por alto que el partido de referencia, Mexico-Jamaica, clasificatorio para el Mundial 2014, cambia de fecha autorizado por la FIFA sin atender, como se comprometió, a la composición del calendario único destinado a no interferir en las competiciones domésticas. Y tampoco debemos soslayar que dicha autorización obedece a la implantación de una competición caprichosa y recaudatoria, al más puro estilo Blatter, como es la Copa Confederaciones, un invento reciente y carente del menor interés social y deportivo.
    La alineación de Gio influirá o no en la jornada final de mañana pero, sea como sea, puede hacer historia.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook