Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 15
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Una flauta sin flautista

    No nos engañemos. La flauta puede sonar casual y ocasionalmente, pero si nadie la empuña y sopla no hay quien emprenda un concierto. Esta semana ha sido la segunda o tercera vez que le escuchamos a Oltra decir que el equipo tiene un amplio margen de mejora, pero no añade que desde que lo afirmó por primera vez no ha mejorado en nada. Defensa vulnerable, centro del campo sin posesión,  circulación de pelota, ni presión y ataque plano cuando no nulo. Este desgraciadamente es el mapa que, amén de otras consideraciones, se dibuja cada jornada sobre el terreno de juego. Claro que observar algún cambio cuando la única variación consiste en quitar un central para poner a otro también se nos antoja complicado. Vamos, que si esta plantilla, nada sobrada de recursos, tiene que depender de que juegue o no Bigas, estamos dando al enemigo una pistas muy claras de por dónde puede hacer daño.

    Si después de nueve fechas del calendario, el técnico no puede o no sabe cómo elevar el nivel de sus jugadores, debería decirlo alto y claro. Tanto si ello se debe a una falta de calidad que, en ciertos futbolistas resulta evidente, como si no son capaces de asimilar lo que se pide de ellos. No es menos cierto que a estas alturas de su carrera, no debería ser necesario tener que exigir por encima de sus contrastadas virtudes y conocidos defectos a Alfaro, Iñigo Pérez, Nsue o Víctor lo que se espera de su experiencia y profesionalidad. En el fútbol no caben lecturas parciales. Se disputa un torneo de regularidad que, transcurridos nueve meses, casi diez en Segunda División, deja a cada cual en el sitio que merece y se ha ganado. Por eso el análisis de un resultado carece de importancia. En cambio, el rendimiento del equipo, gane o pierda, precisa un examen riguroso y continuo porque de ello depende su estabilidad. Admitamos que la escuadra se encuentra en período de formación, pero sólo si se nos permite incidir en su falta de evolución.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook