Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 20
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un ridículo inexcusable

    Los jugadores del Mallorca llevan mucho tiempo viviendo cómodamente al pairo de la crítica de los medios y de la afición, entretenidos en las luchas intestinas del Consejo de Administración. Cuando no Serra Ferrer, diana injustamente elegida como servicio a espúreos intereses personales, el culpable era Laudrup, Caparrós o Gregorio Manzano. Así, mientras los tiros apuntaban en otras direcciones, los futbolistas corrían, es un decir,  a su aire prometiendo un cambio de actitud que no llegó durante toda la temporada anterior ni, por lo visto, tampoco ahora, en el comienzo de la presente.

    El ridículo protagonizado en Sabadell no puede quedar impune. No se salda ni con un nuevo acto de contrición, ni con la excusa de que es mejor que suceda en la primera jornada que más adelante. Los puntos valen igual y la profesionalidad es exigible todos y cada uno de los días de la semana, como a cualquier trabajador. Quienes pactan cada año primas por punto conseguido, deberían aceptar multas por manfutismo en la misma medida e idéntica razón.

    No vale que algunos se hayan bajado la ficha como si hubieran hecho un favor al club, cuando quizás es el Mallorca el que se ha equivocado al aceptar que por la mitad de precio y en una categoría inferior aún obtendría un rendimiento. Otros, los menos veteranos y también los jóvenes, tendrían que plantearse si realmente se dedican a lo que les gusta, si viven el fútbol o viven de él, puesto que no es lo mismo, ni siquiera se le parece.

    Ya está bien de escurrir el bulto y que sean los entrenadores, directores deportivos o presidentes quienes paguen el pato. Es hora de ajustar cuentas con alguno de estos fenómenos, dioses de pacotilla, ensalzados desde alcachofas mendicantes, que deberían mostrar más respeto por la camiseta que defienden y el sentimiento de la afición que les consiente.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook