Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 07
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un espectáculo sin parangón

    Es verdaderamente inaudito que los asuntos de una sociedad anónima privada, como es un club de fútbol, se debatan abiertamente en los medios de comunicación. Lo que estamos viviendo no tiene parangón alguno, aunque encaja perfectamente en la idiosincrasia de la sociedad mallorquina e indica que la repercusión del Mallorca es mucho mayor de la que indica la afluencia de espectadores al estadio de Son Moix.
     
    Visto el eco obtenido por personajes como el difunto Jesús Gil y Gil, Manuel Ruiz de Lopera y algunos más, no debe extrañar la atención dedicada a Utz Claassen, pese a que sus demandas llevan camino de obtener menos consideración judicial que mediática, cual corresponde a su escaso calado. Pero una democracia como la que vivimos, ya puestos a aceptarla como tal, exige el máximo respeto tanto a la libertad de expresión como a una prensa libre, definición esta última que también sería interesante explorar.

    El presidente del Mallorca no especificó a qué intereses personales pueden obedecer las actuaciones del alemán. Tampoco hace falta si tomamos en cuenta su nula aportación al club desde su desembarco y los resultados de su efímero paso por la presidencia del Hannover donde, a tenor de lo que está tramando, hemos de llegar a la conclusión de que no sabe ni aprendió qué es un club de fútbol profesional, por mucha corte que le jalee sus pretensiosas intervenciones.
        De momento la famosa querella aún no es tal, en tanto en cuanto fue rechazada por defectos de forma. A partir de que algún tribunal terminara por admitirla, se inciará un proceso que puede durar años y con escasas posibilidades de éxito, aunque sus letrados, que están a aquello para lo que les pagan, opinen lo contrario. Me temo que Claassen, tan autosuficiente, no ha calculado bien el tiempo, ni el escenario, ni, por supuesto, el potencial del enemigo que, por antipatías que genere, no deja de ser paisano.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook