Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 30
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un convenio con apoyos obligados

    No genera demasiadas dudas tener que decidir entre cobrar la mitad de una deuda en cinco años o no ver ni un euro. Lo normal es que el Mallorca, ¡ojo!, no sus gestores, ni consejeros, ni accionistas, saque adelante su convenio, sin olvidar que no fueron sus actuales propietarios quienes generaron esta situación.


    El fútbol español no ha permanecido ajeno a la crisis económica que nos agobia. Unos clubs deben más y otros menos, hay quien se ha acogido a la ley concursal y quien no lo ha hecho, pero ni uno solo presenta un balance saneado, desde los más grandes a los más pequeños. En realidad otra burbuja tan o más grande que la inmobiliaria y que nadie ha querido pinchar pero que, como se esperaba, se llevará por delante a más de un club. Puede que no sea el final del Mallorca, una vez que los acreedores de mayor significación se vienen agregando a la propuesta de convenio, pero cuidado porque puede darse el caso, y estamos pensando en el Racing, de que alguno no pueda terminar la temporada.

    Ya no es que las sociedades anónimas deportivas hayan sobrevivido muy por encima de sus posibilidades, como desgraciadamente hemos hecho todos, sino que el propio mercado futbolístico es un escenario proclive a la especulación e inadaptado ya no a cualquier realidad social, sino a un equilibrio imprescindible entre la oferta y la demanda, terreno abonado para ocultar capitales, evadir impuestos y negociar con el telón de fondo de los paraísos fiscales. Si el caso del Mallorca fuera único, atribuiríamos su debacle económica a quienes han desfilado por el club prácticamente desde su reconversión a principios de los noventa, pero, sin obviar responsabilidades, no es sino una víctima más del sistema al uso.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook