Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 29
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tropezar tres veces en la misma piedra

    Una cosa es apostar por un once base y la otra empeñarse en mantener lo que no funciona. Lluis Carreras pagó ayer, con un empate no del todo inmerecido, su terquedad. Aliado con los dos últimos resultados, desoyó los defectos de su equipo. Hace una semana reconocía que sus jugadores no supieron interpretar su superioridad numérica  durante casi todo el partido sobre el Real Madrid Castilla, sin caer en la cuenta de que en realidad nunca la hubo. Es más, con Riverola por el interior y Alfaro por la banda, el Mallorca salta al campo con un par menos de efectivos y mucho hicieron los nueve restantes para llegar al descanso sin encajar. Para insistir en el error, el técnico ha convertido a Hemed en el segundo delantero, cuando su falta de ritmo y adaptación es tan evidente como la rémora de los demás. 


         El de Sant Pol deja la sensación de que se guía antes por lo que fueron en su día ciertos mimbres, que ante la realidad de lo que hoy pueden ofrecer. El Recreativo se benefició durante algo más de una hora de enfrentarse a un enemigo en inferioridad hasta que, rendido a la evidencia, desde el banquillo se ordenaron las sustituciones de los señalados. Solo a partir de entonces, los locales crearon algo de juego, esencialmente a través de Thomas o Marco Asensio, y tuvieron oportunidades suficientes  para haberse llevado el triunfo ante el conjunto andaluz.

    Hace mucho que, con unos y con otros, el Mallorca tiene la fea costumbre de desperdiciar la mitad de cada partido. Un lujo excesivo si tenemos en cuenta sus limitaciones. Lo más extraño del choque fue que dos de las defensas más goleadas de la categoría permanecieran imbatidas. Creo que el mérito hay que atribuírselo antes a los fallos de sus delanteros que al buen hacer de las zagas respectivas. No obstante siempre es preciso buscar algún consuelo y la verdad, al menos el concepto defensivo ha mejorado ostensiblemente en relación a la etapa anterior. El problema es que quedan bastantes cosas que arreglar y el tiempo se nos ha echado encima.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook