Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 13
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sin equilibrio no hay resultados

    Hasta la fecha el Mallorca está en las antípodas de lo que, en la más pura hipótesis, se presume que debe ser un equipo de Segunda División: fuerte en defensa y firme en casa. No ha sido ninguna de las dos cosas, pese a la igualdad de la categoría en la que nadie está limpio de culpa.

    Es más, cuando ha logrado mantenerse imbatido en un encuentro, tampoco se ha mostrado peligroso y profundo en ataque. A lo sumo y hasta hace poco, entró en un intercambio de golpes con el Murcia y Las Palmas, igual que en Palma frente al Córdoba, sin obtener más rédito que el pasado domingo en Zaragoza.

    De fútbol cualquiera sienta cátedra todos los días. Por eso gusta tanto. Pero si un catedrático reconocido, como fue Domingo Balmanya, decía que el primer objetivo de un equipo debe ser no encajar goles, está claro que José Luis Oltra suspendió la asignatura o no estaba de acuerdo con el viejo profesor.

    Héctor Cúper solía argumentar que no es mejor jugar ofensivamente que conservador. Afirmaba que cada conjunto ha de luchar con sus armas y lo demostró con una plantilla bastante limitada para jugar en Primera División, pero a la que extrajo un rendimiento óptimo. Claro que de eso hace tres lustros, que se dice pronto ahora que el argentino parece haber sido engullido por la vorágine evolutiva  de los vestuarios.

    Ya puestos a sacar a colación tan distintas teorías del equilibrio, nos aferraremos a la de aquellos que predican que no hay mejor entrenador que el que necesita triunfar. Por eso tendremos que dejar y esperar a que Lluís Carreras escriba su propio libreto. En un principio creí que al aceptar el banquillo de Son Moix tenía poco que perder y mucho que ganar. Ahora me quedo sólo con la segunda parte porque, si se asoma al abismo de la Segunda B, tardará en poder lamerse las heridas. Y tiene muchas que suturar, algo de lo que en estos dos últimos partidos, se habrá dado cuenta. No es por nada.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook