Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 31
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Siempre habla quien mas tiene que callar

    De no ser que el presidente del Consejo de Administración del Mallorca carece de prestigio entre su propia afición, la sociedad mallorquina en general y las principales instituciones, habría que preocuparse más de lo que uno ya está. Me imagino que los futbolistas del Mallorca habrán regresado perplejos de sus vacaciones navideñas al escuchar y leer que el mismo Gabriel Cerdá que les halagaba en el vestuario de Ipurúa, que les arengaba en Son Moix y tomaba parte en la liturgia prepartido antes de enfrentarse al Numancia, es el mismo que ayer tildaba poco más o menos que de “paquetes” a la mitad de la plantilla. Una genialidad en vísperas de un encuentro tan complicado como el del sábado ante el Las Palmas. Siempre habla quien más tiene que callar, pero todo vale cuando se trata de traicionar a quien se ponga por delante, sea Jaume Cladera, Utz Claassen, Serra Ferrer, el entrenador y, por si faltaba la guinda, los propios jugadores. Falta uno, Pedro Terrasa, cuya mano nunca ha estado lejos de las caídas de sus sucesivos superiores: Vicenç Grande, Antonio Martorell, etc. ¡Qué casualidad!
     
    Dicen que perro no come carne de perro. Baleares es la excepción que confirma esta regla, porque aquí se comen incluso los excrementos si hace falta. Hasta los propios. No hay más que ver cómo son los corruptos quienes más hablan de corrupción. Cerdá aparte, he leido críticas a Grande después de haberle comprado un piso para agenciarse un descuento por ser vos quien sois. He escuchado comentarios nacidos del puro despecho, veraneantes de apartamentos formenterenses gentilmente cedidos. He visto ardorosas defensas o ataques precedidos o seguidos de la correspondiente inversión publicitaria, casi siempre ajena e indirecta. Pero en la presente situación no hay quien deje de tirar la primera piedra o intentarlo, por culpable que sea. Faltan conocimientos y sobra demasiada vergüenza. ¡Dios los cría y ellos se juntan!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook