Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 06
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Seguiremos sin salir de dudas

    Mientras en la planta innoble de Son Moix prosigue la interminable guerra de guerrillas, cada cual a su bola, en Alcorcón han dado con el mazo sobre la mesa. Miguel Álvarez ya es historia y el ciclo se repite con el regreso de Pepe Bordalás. A entrenador nuevo... ¿Victoria segura? A ver si se invierten los términos y el orden de los factores si altera el producto, que si no...


    Ya hemos hablado en algún momento de la escasa influencia de los capitanes mallorquinistas en el vestuario. Algunos con demasiadas estrellas en la casaca y escaso éxito sobre el terreno. Otro, ya ausente, con más galones que merecimiento. La experiencia es buena si enseña algo. La edad no puede ser sinónimo de mando cuando alguien carece de autoridad y carácter para ejercerlo.


    El liderazgo se ejerce en cada partido. El respeto se gana en la caseta. Cuando no coinciden ninguna de ambas virtudes, las miradas se dirigen a la banda, al banquillo. Desde allí lo ejercían Héctor Cúper o Luis Aragonés. José Luis Oltra, no. El valenciano salva sus consecutivos ultimátums por la indecisión y el desentendimiento que afecta e infecta los despachos. En estas circunstancias no existe la menor garantía de que los cuatro refuerzos invernales puedan cambiar por si solos la fisonomía de un equipo plano desde que empezó la temporada, cuando los capitanes aún no habían bajado los brazos y sus compañeros no los habían subido.


    Lo normal es que si nada tocas, no se produzcan variaciones. El entrenador lleva todo el campeonato aplicando esparadrapo donde no hay heridas y, por el contrario,  ha dejado supurando las que precisaban anisépticos. Y lo peor es que, pase lo que pase dentro de tres días en Santo Domingo, seguiremos sin salir de dudas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook