Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 23
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Se han agotado los adjetivos

    Las altas temperaturas, la pista dura, las rodillas, una llaga en la mano... no hay órdago al que Rafa Nadal no se enfrente y, encima, gane. Puesto que hace mucho tiempo que hemos agotado los adjetivos, evitaremos añadir más tópicos. Nos limitaremos a disfrutar de sus gestas deportivas y dejaremos a un lado rasgos humanos y psicológicos que superan nuestro entendimiento.

    De Federer a Federer y tiro porque estoy en semifinales. Afirman que Dimitrov, que ayer hizo sufrir al mallorquín para deleite del público, recuerda al suizo con diez años menos: mismo estilo, parecidos golpes, semejante saque y quizás menor elegancia. Se trata de una comparación atrevida por mucho que prometa el búlgaro, ya que los consecutivos sucesores de quien fue número uno mundial, han logrado superar sus triunfos, no su técnica. Ahora ya no sale frente a Rafa en plan favorito, como sucedía antañ. Sin embargo, la sorpresa siempre puede cambiar de signo y de bando.

    Resulta obvio que, al margen de lo que suceda mañana, la caída de Djokovic ante el otro suizo, Wawrinka, que ha empezado la temporada al buen nivel con el que acabó la anterior, allana el camino a Rafa hacia la conquista de su décimo cuarto Grand Slam. También es verdad que, dificultades aparte, no ha encontrado en su camino ningún escollo lo suficientemente serio, sean cuanles sean las difcultades que sus rivales le han planteado hasta aquí. A Monfils ya le batió en Doha recientemente y sus otros contrincantes aún discurren alejados del top ten. Es decir, cayó en la parte más asequible del cuadro.

    Quizás debamos estudiar con mayor detenimiento la lectura que ofrece este open australiano en cuanto a la aparente y manifiesta superioridad de los dos emperadores del tenis mundial. Entre ellos y el tercer clasificado en el ranking de la ATP, sea Murray, Federer , Del Potro, etc, se dan sensibles diferencias que, en algunos foros, se interpretan suficientes para circunscribir al manacorí y al serbio la exclusiva competitividad dentro de la pista.
    A lo mejor estamos equivocados. La rebelión que los más jóvenes protagonizan en Melbourne amenaza con tener continuidad y permiten abrigar la esperanza de asistir a una temporada más reñida de lo que la superioridad de Nadal y Djokovic presagiaba.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook