Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 02
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Se están cargando el fútbol

    Cada vez está más claro que sufrimos la infección de un virus que no sólo afecta a los políticos, sino a toda la clase dirigente. Sólo a los nefastos irresponsables de la Liga de Fútbol Profesional, con Astiazarán y Tebas al frente, y a los ineptos directivos de las televisiones se les ocurre programar el fútbol en unos horarios que perjudican absolutamente a todo el mundo, incluso a sí mismos.
       En efecto, son los clubs los primeros perjudicados tanto por la menor asistencia a los estadios, como por la merma de abonados producida por el hecho de que nadie en su sano juicio pagará un abono para diecinueve partidos sin saber si podrá ir a verlos. Atenta contra las familias, pues las once de la noche no es una hora apropiada para los niños, ni tampoco muchas amas de casa. Obliga a los empleados de clubs y recintos a trabajar en horario intempestivo y, es más, objeto de exigir pluses de nocturnidad. Interfiere en la preparación de los futbolistas y en su rendimiento, forzándoles a un ejercicio físico fuerte bajo temperaturas y condiciones ambientales muy distintas a las que sus músculos entrenan. Ni siquiera se benefician los canales de televisión, pues tan tarde es para desplazarse como para aguantar hasta la una de la madrugada de pie. Perderán espectadores.

    Se están cargando la gallina de los huevos de oro. Desprecian a todos aquellos que sostienen este deporte en pie, ante la pasividad de una patronal inservible y pacata, un sindicato de futbolistas inútil y la deserción de los aficionados, ante lo que no tiene parangón en toda Europa. Eso sí, no pierdan de vista que el Madrid y el Barça se reservan para las siete de la tarde o las nueve de la noche. Ellos dictan las normas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook