Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 23
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Se acabó lo que se daba

    Faltan cuatro jornadas a disputar en tres semanas, pero la Liga, por lo que al título y el descenso se refiere, terminó el sábado. El Madrid se proclamará campeón, lo que probablemente hubiera sido independientemente de su victoria en el Camp Nou, y el Zaragoza, Sporting y Racing jugarán la próxima temporada en Segunda, a la espera de que las matemáticas certifiquen lo que el calendario hace tiempo que sentenció. En todo caso se ventilan puestos europeos para los que equipos como el Getafe, el Sevilla y los que les persiguen no se perfilan como candidatos serios. Es más, los menos avezados cometerían una temeridad si fueran a luchar por competir en Europa, más allá de sus recursos económicos y sus posibilidades deportivas escasas.

    EL MALLORCA, SALVADO gracias a la labor de los jugadores, Caparrós, su cuerpo técnico y Serra Ferrer. No se tienen noticias de que Claassen y Terrasa, aliados de conveniencia, hayan contribuido en nada a tan importante logro. Por ahora solamente se han entretenido en la compraventa de acciones, poner palos en las ruedas, alentar, sino patrocinar, campañas de desprestigio y exigir transparencia en una sociedad anónima, deportiva y privada. A día de hoy no se les conoce una sola propuesta de lo que debe ser y representar el club. Con un presupuesto escaso, una plantilla limitada y una apuesta decidida por futbolistas de la casa, nada menos que once de ellos han jugado a lo largo de la competición y otros cuatro en la Copa, se ha alcanzado el objetivo de la permanencia.       

                                                   
    Y TODO EN MEDIO DE UN CONCURSO de acreedores mediatizado desde su solicitud, viciado por las influencias externas inducidas sobre los administradores y surrealista al punto de tener que ver cómo uno de ellos firmaba al mismo tiempo la propuesta de convenio y el recurso en contra de la misma. Las empresas que esperaban empezar a cobrar desde hace casi medio año, aún no saben cuándo verán el primer euro debido a la malintencionada intervención de quien, curiosamente, representa sus intereses y, por si fuera poco, generó su facturación en ejercicios anteriores al desembarco de Serra, Cladera y alguno más que son quienes, finalmente, tendrán que pagar las deudas que otros generaron. ¡Ver para creer!

    DIECISÉIS AÑOS CONSECUTIVOS EN PRIMERA  son muchos. Un hito al alcance de muy pocos que la sociedad mallorquina no ha valorado, ni aprecia, en su justa medida. Superada la prueba de esta temporada, la relejación podría hacer mella en el ánimo de los jugadores, escondidos el sábado bajo el peso de una presión que, en todo caso, debía ser para el Zaragoza. Como lo fue para el Barça o, concretamente, para Guardiola que nunca debió otorgar galones de comandante a un joven, Thiago, en período de instrucción, ni demostrar que no había hecho los deberes encomendados desde la derrota del miércoles en Londres. La próxima cita con el Madrid será en la final de la Liga de Campeones y el examen adquirirá carácter de reválida.

    EL REY DE LA TIERRA BATIDA mantiene su cetro. Nadal ha batido registros en Montecarlo pero, por encima de eso, se ha desprendido del agobio psicológico de sus enfrentamientos con Djokovic. Los parciales no fueron ajustados, lo que demuestran una superioridad que habrá herido el orgullo del serbio. Todo un aliciente para la temporada de arcilla que aglutinará la máxima tensión si la final de Mónaco se suscita en las pistas del Roland Garros. Por en medio, Madrid tampoco es manco, pero el escenario francés es el que corona anualmente al emperador del tenis más clásico que, sobre polvo de ladrillo, sigue siendo el de Manacor.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook