Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 15
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Regalos anticipados

    El Mallorca siempre ha sido un equipo más dado a regalar que a recibir obsequios. Su ilimitada generosidad llevó a su máximo accionista a obsequiar al más pequeño con un exíguo 0’4 por cien de capital con el que ha dinamitado la planta innoble de Son Moix. Sería por San Gabriel, los Reyes Magos o la entrada de la primavera, no lo recuerdo. A partir de tan gentil detalle comenzó a abrirse el abismo de Segunda. También se le regalaron partidos a Caparrós, con las consecuencias ya descritas y ayer los jugadores, con Miño de portaestandartes, no quisieron ser menos y endulzaron la Navidad del Jaén que, correcto y educado, devolvió el favor con menor prodigalidad. Eso sí, tras las dos fotos al portero bermellón, dejaron que Alfaro pusiera emoción porque, lamentablemente, no había para más.

    Las avestruces lucen grandes alas bajo las que esconder la cabeza, convencidos de que la ausencia de su mirada desviará la de sus enemigos. Podemos lamentarnos del penalti no señalado por el árbitro en unas manos de Juanma y de la poca fortuna de Álex Moreno al cabecear a la cruceta cuando el tiempo agonizaba. Pero recurrir a evidencias puntuales no justifica a la defensa de papel que ha encajado ya casi treinta goles antes de alcanzar el ecuador del campeonato, la falta de intensidad habitual en la mitad de casi todas las batallas y la nula creatividad de una línea ofensiva sobrevalorada en función de sus nombres, aunque incapaz de terminar más de tres ataques pese a disponer, como ayer, del dominio casi absoluto del balón.


    OLTRA TENÍA UNA PAPELETA DIFÍCIL de resolver debido a las bajas de Thomas y Bigas, doble pivote que le dio buen rendimiento en Eibar hace dos semanas. Pero el rival y las circuntancias no eran las mismas y, a póker descubierto, las bazas ofrecían dudas porque, si la alineación de Álex Vallejo estaba cantada, el empecinamiento del técnico en poner la batuta en manos de Alfaro le jugó una mala pasada. Nunca hubo conexión entre el andaluz y Víctor, como de costumbre lento, fallón y alejado del área. Sin bandas, Nsue lejos de sus mejores prestaciones y Álex Moreno activo pero superado por su par, el Mallorca careció de mordiente ofensiva e incluso cuando optó por colgar balones, fue víctima de sus propias imprecisiones y el tercer gol, en las botas de Edgar tras otra equivocación de Miño, pudo sentenciar pese a la inútil caballería insular.

    MÁS DELANTEROS NO EQUIVALEN A MAYOR PELIGRO. Los visitantes fueron incapaces de crear problemas serios a otro de los contrincantes más batidos de la categoría, pese a contar puntualmente sobre el campo con Geijo o Hemed, Gerard Moreno, Alfaro y Víctor. Toda la artillería. Pero nada pueden hacer los tiradores más certeros si nadie habilita pólvora en sus armas. Y pese a ser conscientes de que en Segunda un altísimo porcentaje de goles se marcan como producto de acciones estratégicas y a balón parado, el Mallorca se mantuvo durante 82 minutos, hasta que Riverola suplió a Alfaro, sin un buen lanzador, a falta de un centrocampista capaz de imponer ritmo y pausa a la vez.   

    UNA NUEVA OPORTUNIDAD que se ha ido al limbo o al purgatorio, donde las almas en pena expían sus culpas. El problema es que el infierno no queda lo suficientemente lejos. Cada vez que se intuye la ocasión para alejar los demonios de dentro y fuera del campo, entra una nueva depresión. Los resultados impulsaban una renovada ilusión previa a la sempiterna frustración. A diez días de la Navidad se escucha más el “Fum, fum, fum”  que “Los peces en el río”. Será que en Jaén no hay corriente que se lleve los puntos. Siempre nos quedará Carlos Moyá. ¡Felicidades! Por cierto.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook