Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 11
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Recuerdos de otros tiempos

    La Liga de Fútbol Profesional, tan amante de los derechos televisivos y de su desigual reparto, debería fijarse en el daño que las transmisiones han hecho a los torneos de verano. Un anticipo de lo que sucederá a medio plazo con las competiciones oficiales.

    Hubo un tiempo en que el trofeo Ciutat de Palma refrescó las calendas del mes de agosto palmesano. Su palmarés registra la visita de grandes equipos españoles y extranjeros como aperitivo de cada temporada. Junto al Teresa Herrera y el Ramón de Carranza, los más clásicos, alcanzó un alta cota de interés en idéntica proporción a la fulminante caída de espectadores común a todas las convocatorias estivales.

    De todos ellos hoy sólo queda un vestigio del que el Mallorca-Recreativo de esta noche es una muestra no muy diferente a la decadencia de los torneos de A Coruña o Cádiz.

    En la mayoría de los casos, aquellas tres noches consecutivas de fútbol se han convertido en un partido único por compromiso, una dudosa continuidad de la tradición. Aquí, allí y en todas partes, como el título de la canción de los Beatles. Por lo que nos atañe, la cita de hoy no es sino el entrante de un largo menú con diez meses de digestión. Cartel de Segunda para irnos acostumbrando al infierno en el que confiamos no habitar más allá del mes de junio del año próximo. Mientras, en el palco y entre canapé y canapé, presidente y alcalde pueden aprovechar la ocasión para ver in situ las reformas que el Mallorca propone en Son Moix.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook