Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 20
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Rayos de sol

    En medio de una bruma húmeda y espesa, los jugadores del Mallorca abrieron un tímido espacio por el que pudimos entrever algunos rayos de sol. Por fin una victoria clara, incluso en inferioridad numérica y con un pésimo arbitraje, fraguada a través del acierto, buen juego ocasional y, por encima de todo, la actitud exigible a un aspirante al ascenso, del que queda a tres puntos aun sin pisar la zona del play-off. El espíritu de lucha es lo que, en una categoría tan mediocre e igualada, inclina la balanza hacia un lado o el otro. Sin despreciar a nadie, este fútbol premia a aquellos que más corren y menos exponen. Entre una cosa y la otra, los de Oltra brindaron ayer, en la primera parte, el mejor partido de la temporada. No nos remitiremos al aiguafoc de pólvora artificial, pero ya es más de lo que había.

    LA ALINEACIÓN INICIAL DABA SENTIDO AL COMPROMISO. No era día para timoratos, ni relajados y saltaron al terreno de juego quienes han mostrado mayor implicación. Mientras el recién llegado Cadamuro ponía orden defensivo sin aspavientos, Bigas cubría el deambular de Thomas y, a fuerza de apelar a la sinceridad, la lesión de Ximo nos devolvió a Nsue, muy superior en funciones de lateral. Las dos tarjetas injustamente mostradas a Álex Moreno privaron de un triunfo más cómodo, su expulsión dice muy poco en favor de un árbitro cuya trayectoria precisa de un protagonismo del que debería huir. Frenado a base de faltas, que el mallorquinista se fuera a la ducha antes de tiempo y Cristian terminara el partido define la incoherencia.


    LA VENGANZA ES UN PLATO QUE SE SIRVE FRÍO, pero mejor no pensar que el cambio de mentalidad observado en los locales obedecía al escozor causado por el enemigo en el encuentro inaugural de la liga. Dicho sea en aras de la continuidad que debe suponer este amplio marcador de cara a las próximas jornadas. Por si acaso y si es por eso, no olvidemos que el Murcia se paseó por Son Moix donde depositó otros cuatro balones en las redes entonces defendidas por Aouate. Esta goleada ha de aumentar la autoestima del vestuario, que tiene que crecer en confianza. No es para creerse los amos y señores, sino para comprender de una vez por todas que el éxito es inalcanzable sin sacrificio y quedan muchas mañanas, tardes o noches, para fajarse ante las adversidades y los adversarios. Por el contrario, sólo restan once días para encontrar los refuerzos imprescindibles que deben apuntalar la evidente cojera que padece el conjunto en algunas posiciones.

    EL MIÉRCOLES PROSIGUE EL OTRO LANCE, la segunda parte del choque que se debate sobre el escenario de la planta innoble del estadio. Ayer, en el palco presidencial, la ordenada presencia de Serra, Claassen, Terrasa y Roig, por este orden, con la ausencia del desautorizado Cerdá, venía a ofrecer una imagen de unidad que habría que ver hasta dónde llega. Llama la atención que uno de los consejeros y segundo máximo accionista, se dejara fotografiar en primera fila después de año y medio sin aparecer por la grada y tras haber demandado al club del que es copropietario. Esta instantánea aun necesita retoques y aunque el más urgente deba producirse pasado mañana, no se pueden ignorar la procedencia ni la supervivencia del virus.

    LAS BUENAS NOTICIAS MENUDEAN y por ello es justo registrar en el balbuceante calendario, la reinauguración del Palau Municipal d’Esports. Han sido casi siete años que dejaron un vacío muy importante por lo que respecta a sus usuarios, sino para espectadores ávidos de una instalación capaz de acoger grandes espectáculos. Nunca es tarde, aunque mayor celeridad habría hecho innecesario el Palma Arena.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook