Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 21
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Puntos de inflexión o de sutura

    El Mallorca no debería pensar tanto en el rival como en sí mismo, porque en Segunda División no hay un solo contrincante que no la pueda liar puntualmente y la propia clasificación señala la mínima diferencia que hay entre los veintidós equipos. Creerse superior alienta la relajación y la inferioridad conduce al complejo, por lo que ambos extremos son desaconsejables.


    Los jugadores de Oltra han mostrado hasta la fecha muchos defectos y pocas virtudes. El entrenador no es el único culpable, pero tampoco puede eludir su responsabilidad. Esta plantilla tiene un cierto desequilibrio y algunas limitaciones, pero el fútbol siempre ofrece recursos para suplir ambas cosas.
     
    El ‘quid’ de la cuestión no pasa por la inseguridad del portero, la fragilidad de la defensa, la lentitud y la escasa imaginación del centro del campo o la ineficacia del ataque. Este juego se basa en obtener la mejor coordinación de todas las líneas en cada una de las alternativas posibles: tener el balón o que lo posea el adversario y en cada una de las circunstancias los once futbolistas tienen que saber qué hacer y cumplirlo.  

    Si nos ponemos a analizar al visitante de turno, a procurar adecuar nuestro sistema al suyo, a considerar el efecto de su relevo en la dirección técnica, cometeríamos un grave error. Los tres puntos de hoy pueden ser de inflexión o de sutura, en función del resultado,  pero la preocupación del Girona será forzosamente mayor que la del Mallorca. A partir de aquí, ningún partido se gana con el color de la camiseta o el escudo. Una asignatura todavía  pendiente.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook