Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 27
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Punto a punto

    Joaquín Caparrós se acaba de sumar a la teoría de Luis Aragonés: “Un punto no sirve para nada”. Añade, eso sí, que el conseguido en Málaga cobrará valor si el Mallorca gana a la Real Sociedad el sábado, esta vez sin prórroga dominical. Empezar la Liga con una victoria y un empate promete esperanza, porque tampoco hay tiempo de establecer criterios firmes. Pero como es más importante reconocer los defectos que recrearse en las virtudes, particularmente me preocupan más los goles encajados que el resultado. La media de un gol en contra por jornada no es deseable porque, entre otras razones, te obliga a marcar. Aunque, por otra parte, es normal que se produzcan desajustes recién iniciado el campeonato. Las primeras confrontaciones suelen deparar más de una sorpresa. Y, en efecto, la Liga ha empezado bien, dentro de seis días sabremos más.    

    DE ACUERDO CON LA PREMISA ANTERIOR el arranque de los cuatro equipos mallorquines de Segunda B invita a un desaliento en el que no se debe incurrir. Verdaderamente sólo el Constancia, por aquello de jugar fuera de casa y ante uno de los favoritos, merece el aprobado. La decepción alumbra los primeros pasos del Atlético Baleares y el Mallorca B, aunque restan nada menos que treinta y siete fechas para corregir el rumbo y, aunque la paciencia no sea una virtud bien valorada en determinados foros, se impone la calma antes que la tempestad. Punto, nunca mejor dicho, y aparte para el Binissalem, cuyos objetivos distan de los marcados en el Estadio Balear y Son Bibiloni.                                                               LOS PUNTOS DÉBILES MALLORQUINISTAS afloran al mismo tiempo que la llegada de los futbolistas que se han fichado para apuntalarlos. Si nos remontamos una semana atrás, la zaga bermellona encajó un gol solamente cuatro minutos después de haberse adelantado en el marcador. En La Rosaleda sucedió algo parecido, ya que Juanmi estableció la igualada ocho minutos después de que Hemed, aún revalorizado no pongamos a repicar campanas, abriera el luminoso. Incomprensible tan poco aguante si, anteriormente, has cerrado accesos durante más de una hora. La consecución de un gol estimula un mayor esfuerzo y atención, nunca ha de obrar el efecto contrario. Vale el ejemplo de Osasuna, ayer, ante un desconocido Barça.

    IGUAL QUE CADA AÑO  apenas rueda el balón y estamos enzarzados en polémicas arbitrales exclusivas de los dos dueños de la Liga. El excelente arbitraje de Clos Gómez en el partido de ida de la Supercopa mereció la reprobación nada menos que de Álfredo Di Stéfano, la estatua que Florentino saca en todas sus verbenas. Todo por si un pelo de Pedro estaba o no en fuera de juego en el gol del empate del Barça. Otro colegiado, Muñiz Fernández, será hoy objeto de todo comentario que se precie. Mientras, los dieciocho restantes, como el Mallorca, a lo suyo. Ahí está el Rayo, como un idem, modesto donde los haya. Por si fuera poco hasta en Segunda se habla ya de ‘clasiquito’. Son cansinos.

    SI EL FÚTBOL LEVANTA PASIONES el mano a mano de Pedrosa y Lorenzo en Brno fue el resorte que te expulsa de la comodidad de un asiento ante el televisor. Ambos arriesgaron al límite, los dos querían ganar y libraron un pulso que tardará mucho tiempo en ser olvidado por los aficionados al motociclismo. En ocasiones así habría que disponer de un podio con dos unos porque nadie merecía ser segundo. La clasificación del Mundial se aprieta y se presenta como un duelo entre los dos pilotos españoles sin más invitados que su propio orgullo y calidad. ¡Ojo! a Luis Salom, nuestro piloto de Moto 3, que ya advertíamos de su calidad y posibilidades tras su triunfo en Indianápolis. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook