Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 01
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Propósito de enmienda

    Hace ya bastantes semanas, sino meses, que escribí en esta misma columna el siguiente texto: “He decidido no volverme a ocupar de la riña de verduleras en que se ha convertido la planta noble de Son Moix. No pienso volverme a ocupar de peñistas ávidos de popularidad, ni de empleados que pretenden resolver sus problemas en los medios de comunicación en lugar de en los juzgados laborales. No voy a entrar en una absurda pelea de gallos, jaleada desde los púlpitos para restar protagonismo a los únicos que debieran tenerlo, que son los futbolistas y el cuerpo técnico”.

    Desgraciadamente no he podido cumplir con mi propia promesa y por lo tanto me veo obligado a renovar mis votos, aún consciente de que, igual que ocurre en un acto de contrición, no siempre se cumple con el propósito de enmienda.
     
    La verdad es que viendo al equipo y aparte de que uno venda al otro o al revés y todo el tejemaneje de ampliaciones de capital, ofertas y contraofertas, plazos incumplidos y demás, me gustaría que todo esto termine cuanto antes y cómo piensa mejorar a quien corresponda las prestaciones de una plantilla elaborada con el estómago, no con el corazón y mucho menos con la cabeza.

    Los noventa días que restan para alcanzar el mercado de invierno se me antojan una eternidad con un vestuario tan frágil. Me cuesta imaginar en qué condiciones puede llegar esta gente a la segunda vuelta de un campeonato convertido en calvario. Así que sólo nos queda la esperanza de que este ‘vía crucis’ se acabe cuanto antes y no termine en crucifixión. Históricamente el Mallorca ha sido más de Segunda que de Primera, pero lo verdadaramente importante es que conserve su dignidad institucional.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook