Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 01
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Por qué no se callan?

     Cuando era niño y pretendía intervenir en una conversación de personas mayores, mi padre me atajaba de inmediato y, con severidad pero de buen rollo, me decía: “Los pequeños deben escuchar y callar”. 

    Soslayaré cualquier comentario personal sobre el impacto que aquel consejo ha tenido en mi vida, pero me permitiré aplicarlo con toda rotundidad a algunos consejeros del Mallorca, no todos pero casi, cambiando lo justo: “Los que no tienen ni idea de fútbol, tienen que guardar silencio y, a poder ser, marcharse”.

    Johan Cruyff siempre ha sostenido que los clubs debían estar en manos de exfutbolistas. Aunque él no haya predicado con el ejemplo, puesto que no ha invertido su dinero en ninguno, al menos que se sepa, no le falta razón. Por desgracia, el fútbol debe ser uno de los pocos negocios donde no se exigen conocimientos a sus ejecutivos.

    La amenaza lanzada ayer por el personaje que preside el Mallorca no solamente revela su talante y explica la animadversión hacia su figura de los aficionados en general, abonados y peñistas. ¡Ojo! A su vez demuestra una ignorancia tan extrema de cómo se gestiona una entidad deportiva que, por no tener que sufrir la vergüenza de ruborizarse, tendría que disimular. 

    Pero ni la prudencia ni la discreción son virtudes que adornen al señor Cerdà, por lo que exigirle mutismo va a ser una tarea inútil. Y lo mismo valdría para Utz Claassen, a quien cabe desear los mayores éxitos en sus negocios asiáticos y hasta aplaudiríamos que comprara algún equipo japonés o coreano. Un buen destino para Matthäus.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook