Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 27
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oltra y Nadal, víctimas del chantaje

    Toni Prats mantuvo la calma tras haber denunciado las patrañas del director general Michael Blum, al servicio de Utz Claassen pero cobrando del Mallorca. El gabellí ya había redactado su carta de dimisión en consonancia con la falta de respeto a su trabajo esgrimida por el dúo teutón. Si tanto el accionista como su escudero fueran tan profesionales como pretenden, uno habría presentado ayer mismo su renuncia y el otro pondría a la venta sus acciones.

    Algo que no puede hacer Pep Roig, que habiendo dimitido delegó su voto cual caballo de El Cid, porque no tiene ninguna; ni Pedro Terrasa porque ni sa sabe si las tiene o no. Este cuarteto ha sometido a Oltra a una humillación innecesaria, ha utilizado la imagen de Miquel Àngel Nadal sometiéndole a un rol que nunca debio aceptar, y ha puesto en peligro el equilibrio del equipo forzando tres días de entrenamiento ‘light’ en vísperas de un partido muy importante, como serán todos a partir de ahora.

    La estrategia permanente de este grupúsculo consiste en socavar a cualquier precio el prestigio y el nombre de Serra Ferrer. Lo que ayer se dirimía en la reunión del Consejo de Administración no era lo más conveniente para el equipo y el club. Se disputaba una batalla más dentro de una guerra cruenta entre dos bandos, arbitrada por un presidente acorralado que se bate en retirada acosado por la opinión pública y las penyes.

    No se ha hecho la paz, que nadie se engañe. Ayer se impuso la cordura, que no una tregua. Pero la planta innoble no deja de ser el escenario en el que podrían rodarse muchas escenas de aquella famosa película china, ‘Las dagas voladoras’. Pero ha servido para que el mallorquinismo ya tenga claro que la de Cerdà no es la única dimisión exigible. Otros deberían acompañarle.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook