Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 19
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nunca o tarde y mal, es lo mismo

    No me consuela si, como me apuntan, las revisiones médicas a los jóvenes en edad escolar se practican desde siempre a los cuatro o cinco meses del inicio de las competiciones. Tal circunstancia agrava el problema porque se han debido de tomar, desde cuando sea, las medidas oportunas para efectuarlas en tiempo y forma.
    Algún padre me sugiere que, de tener un hijo en esa edad yo pasaría por el aro como todo el mundo. Respeto que cada cual pase por donde pueda, quiera o le dejen y el hecho de que yo no lo hiciese, como apuntaba en mi columna de ayer sobre este mismo caso, no tiene más valor que el de mi postura conmigo mismo. No estoy aquí para dar lecciones a nadie. Únicamente opino que un asunto tan delicado como el que nos ocupa no puede depender ni de la burocracia, ni de la lentitud. No pasará nada en el noventa y nueve por ciento de circunstancias, pero prefiero no encontrarme en el marrón del uno o el cero coma cinco por cien.

    Mal ha entendido quien haya interpretado la crítica desde una instrumentación política. Lo que ya está escrito no va ni a por los del PP, ni a favor del PSOE, más allá del oportunismo de unos y otros para subirse al carro, ganar mucho y trabajar poco, el ideal de la mayoría de españoles y ya no digamos de mallorquines, trasplantados al Caribe o no.

    Al parecer la revisión médica oportuna se llevaba mal antes, es decir fuera de plazo,  y sigue así ahora. Insisto en que, para mí, no hay gran diferencia entre practicarlas cuando las competiciones casi están a punto de finalizar o no iniciarlas a su debido tiempo. Ya no entro en el concurso para la adjudicación del servicio médico y sus bases, que desconozco, aunque tengo que pensar que no debe ser tan complicado elaborarlas. Y no citaré a los convocados a veces con nocturnidad y urgencia.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook