Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 03
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nueva liga, viejos problemas

    La evidencia demuestra que el Mallorca descendió a Segunda División por sus nefastas actuaciones defensivas. El refuerzo de Hutton en el mercado invernal vino a probar que el problema no estaba solamente en el lateral, sino que alcanzaba al concepto defensivo de todo el equipo. Y ahora, seamos sinceros, ni se ha reforzado el equipo desde esta perspectiva, ni se ha experimentado mejoría alguna, por precipitadas que sean las conclusiones.

    En términos generales, el fútbol, como todo deporte colectivo, se basa en dos acciones: defender cuando no tienes la pelota y saber atacar si está en tu poder. A partir de aquí cada técnico alimenta sus propias teorías y determina la mejor forma que, desde su criterio, han de acometerse ambas acciones. La hipótesis más extendida es la de que el juego se construye desde atrás, aunque no todos los jugadores y equipos son capaces de desarrollar con éxito esta idea que, desde luego, exige ciertas características.
     
    En este sentido la Segunda División es absolutamente imperativa. La mayoría de equipos adolece de calidad en sus plantillas y, como consecuencia, aprenden antes a destruir y amurallarse que a practicar este invento del tiki-taka que en algunos foros se trata como si eximiera de responsabilidades a la retaguardia. Es tan cierto que asegurar la posesión de la pelota durante el mayor tiempo posible minimiza las opciones ofensivas del contrario, como que si tu repliegue no es firme y sin fisuras, basta una oportunidad para liquidarte.

    No soy partidario de los pronósticos pero ya desde aquí y ahora, me atrevo a vaticinar que, igual que este equipo bajó por sus desajustes en la cobertura, no regresará a Primera en tanto en cuenta no los resuelva y si eso implica cambiar de hombres, me temo que tendrá que hacerlo más antes que después. Pensar que los mismos que fallaron la temporada pasada, van a dejar de errar en ésta, supone un exceso de confianza sin el menor apoyo argumental.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook