Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 22
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    No vender sin mirar a quien

    Cuando la FIFA se predispone a prohibir que los clubes o los futbolistas caigan en manos de fondos de inversión, no vela por la pureza del fútbol sino para evitar que otros controlen el negocio. Pero no todo el monte es orégano y no podemos desdeñar que detrás de muchas de estas organizaciones carecen de fondo y sus inversiones son escasas. Aquí, en Mallorca, ya hemos tenido algún ejemplo de advenedizo tanto local como foráneo al estilo de Javier Martí Asensio y su papá o, por no retroceder en el tiempo, el presidente actual y su asesor áulico.

    Que el Mallorca dejará de respirar en tanto en cuento prosiga mucho más tiempo en manos de sus presentes gestores representa el sentir general. Pero podría ser peor si en su afán de obtener pingües beneficios terminan por vender a algún desalmado con pocos escrúpulos y ningún conocimiento. Tal es el caso de no pocos de los que estos últimos cuatro años se han acercado a Son Moix y, según los informes que nos facilitan desde Cádiz, los hipotéticos compradores de los que damos cuenta en esta misma página. Por no insistir en el currículum de ciertos accionistas sin mando en plaza, pero con dos o tres asientos en el órgano de gobierno de la SAD.
     
    Lo malo es que, bajo una apariencia de sensatez, que es lo que se pretendía con la incorporación de Miguel Angel Nadal, se esconde una fragilidad estructural espeluznante y una tesorería en la que ya se aprecian telarañas. Lo llamaremos austeridad a la fuerza. Y es que, de vuelta a la realidad, es evidente que el futuro, de haberlo, pasa por la venta del club. Lo malo es que el riesgo de que se lo queden personajes aún peores parece bastante probable, si no elevado. Y Aouate ya renunció en su momento a dialogar en la recepción del manicomio.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook