Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 05
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Muy bien está lo que mal acaba

    No debemos sacar conclusiones sobre el juego del Mallorca en una competición que, según ya hemos especificado, no nos interesa lo más mínimo. Considerar individual y colectivamente la labor de los jugadores elegidos por Caparrós sería entrar en una grave incoherencia. Por lo demás, tampoco pudimos observar nada muy diferente a cuanto llevamos visto tanto en la Liga como en la Copa, sino constatar lo mucho que cuesta sostener el control del balón, las enormes dificultades que cuesta moverlo, la torpeza de futbolistas empeñados en complicarse a sí mismos y a sus compañeros y, como resumen de todo ello, la queja de Caparrós gráficamente expresada sobre el césped: este equipo no es competitivo.

    Sentada la hipótesis, se movió el banquillo así como cuando en el ajedrez uno mueve rutinariamente una pieza antes del jaque mate. El peón elegido fue Tejera, pésimo, pero no peor que Alfaro, lamentable, o Hemed, inútil. Luego se marcharía Martí, sin criterio, para que Tissone intentara paliar con un poco de orden lo que hubiera podido ser un castigo mayor.

    Si tenemos en cuenta la ilusión que a la Real le hace pasar a cuartos, le asignaremos al Mallorca el papel del Sporting en el cruce anterior. Un pase, por cierto, que nunca debió producirse ya que dos goles casuales habilitaron el camino de este via crucis copero que parece decantado de lado txuriurdin. En esta oportunidad el lance no sirvió ni para mantener la autoestima, porque tampoco es preciso el nivel intelectual de Einstein para que esta plantilla conozca perfectamente sus limitaciones. Aquí hay un portero decente, ni un solo lateral, andamos muy justos de centrocampistas y, a la espera de Ogunjimi, primero la espalda y ahora el tobillo, rogamos por un delantero. El otro fichaje de invierno, decían que Nunes, aún no está, no sabe, ni contesta. Mal panorama para empezar un año que se presume doloroso en su más amplia extensión y significado.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook