Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 15
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Michael Pereira, paga y márchate

    Los futbolistas, no todos, son los únicos trabajadores de la tierra que no saben para qué sirve un contrato. Sus agentes, no todos, cuidan de hacerles creer que sólo es un documento que les da derecho a cobrar, sin que ello suponga la contraprestación del deber. Y ellos, claro, se lo creen. No todos.
    La de agente Fifa es una actividad, no una profesión, que aglutina a un variopinto grupo de personajes más serios unos que otros pero que, en general, son “cazacomisiones”. Para conseguir sus propósitos no reparan en pasar por encima de sus propios patrocinados, sino que les lanzan a los pies de los caballos si con ello ven alguna posibilidad de torcer voluntades en su beneficio.

    Pereira es el ejemplo paradigmático de chantajista, inducido por Nicola Franco, su agente, a plantearle un pulso al club y, por supuesto, a Serra Ferrer, conscientes de que, con el auspicio de Claassen y Terrasa, encontrará el eco mediático tan preciso como inútil. El hispano francés no acaba contrato y su cláusula de rescisión asciende a dieciocho millones, salvo que algún ejecutivo espabilado se equivocara en un cero de menos. El alemán, por cierto, pretendió asistir a la comida de directivas del domingo en Madrid y a exigir su ubicación en el palco como “máximo accionista” del Mallorca, una condición que ni se le supone salvo que los cálculos hayan vuelto a fallar. 
    Por si este circo no tuviera ya suficientes payasos, la Federación de penas, que no penyes o, mejor dicho, su eminente junta directiva emitió un comunicado sin una sola referencia a la clasificación del equipo, una felicitación al cuerpo técnico o a los jugadores. Su gran contribución al éxito de esta temporada ha sido agradecer al segundo y tercer accionista que les dejen sentarse, si se confirma, en el consejo de administración del club. Y es que el amor mata. Con tanto enamorado de sus colores el Mallorca ya no necesita enemigos, los tiene en casa y se van desenmascarando solos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook