Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 28
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mejor solo que mal acompañado

    ¿Cómo explicar a un profesional al que en plena vorágine del descenso se le pide que rebaje las condiciones de su contrato, que el presidente solicita un aumento del cien por cien? Ardua tarea la del director deportivo del Mallorca que, en función de su cargo, es quien debe dar la cara y las explicaciones a todo el vestuario.

    ¿Cómo hacérselo entender a los acreedores que aceptaron cobrar a plazos la mitad de lo que se les debía? ¿Qué se les dice cuando trasciende la cantidad que percibía y reclama el antiguo director general y a la vez accionista de la SAD? ¿Qué pensará el expresidente Jaume Cladera al corroborar sus sospechas de lo que se cocía por debajo de su forzada dimisión?

    Sí. Serra Ferrer no lo ha hecho todo bien. Ha callado más de lo que tenía que hablar después de su desembarco en Son Moix, pecó de ingenuidad e imprudencia al convertir en dogma de fe todo lo que le contaron de terceras personas y sólo el tiempo ha venido a demostrar que se está mejor solo que mal acompañado.

    Erró al unir su destino al de Gabriel Cerdà, al escuchar y contratar a Pedro Terrassa, al vender a Utz Claassen sin referencias y al hacerlo a Rafel y Miquel Àngel Nadal con ellas. Excepto el alemán y el pollencí, éste de momento y por los pelos,  todos han obtenido beneficio de su paso por el Mallorca. Todos menos el armador del buque.

    Las pasadas revelaciones del ‘herr professor’ deberían redimir una parte de sus pecados igual que algunos políticos rebajan sus penas mediante pacto de confesión. Claro que no es lo mismo un acto de contrición sincero con arrepentimiento intrínseco e incondicional, que uno como fruto de la venganza al sentirse traicionado.
    Estos días ya he recordado que el Mallorca es una sociedad ingobernable. Cuando el puente de mando se ha convertido en un mercado persa, donde todo está a la venta aunque nada se compre, es muy difícil que en cubierta o en la sala de máquinas haya orden. Pero nadie puede dudar de que en río tan revuelto hay pescadores con la caña permanentemente preparada que no logran capturas sólo por su propia impericia. Serra, al fin y al cabo máximo inversionista, debió limpiar en lugar de esconder el polvo bajo la alfombra, pero se equivocó de salón.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook