Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 24
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Más fe que ayer y menos que mañana

    Calatayud acumula tanta experiencia como otros jugadores del Mallorca y sin embargo se explica mejor que la mayoría, lo cual no es solamente digno de agradecer, sino también de admirar. Gratitud porque los más jóvenes, dentro y fuera del equipo, tienen mucho que aprender del funcionamiento de un vestuario y un club profesional. Admiración porque su rectitud y honestidad no son moneda de curso común, ni entre los deportistas, ni entre la socieda. ¡Ojalá tenga mucha suerte el domingo!

    Otro jugador, más joven en este caso, Ximo, que ayer cumplió veintitres años, daba alguna pista para la mejoría de su rendimiento particular, perfectamente extrapolable al resto de la plantilla. También hay veteranos que, ocasionalmente, también pueden aprender de los más noveles. Preguntado sobre qué aspectos cree que ha de trabajar para progresar en el equipo y en su carrera, confesaba tener aún cierta dificultad para mantener la concentración durante los noventa minutos. Una reflexión que deberían hacerse algunos de sus compañeros de vestuario a quienes les resulta complicado asimilar que los partidos comienzan y finalizan con el silbato del árbitro que, a su vez, marca los tiempos de descanso.

    De hecho, las declaraciones de ambos jugadores, en rueda de prensa el portero y en un cara a cara radiofónico el segundo, hacen más inexplicable la mala clasificación del equipo, aunque aportan unos watios de luz a las causas de algunos resultados. Si todo el mundo se expresara con la misma franqueza y claridad, los aficionados y nosotros mismos despejaríamos no pocas dudas. Y eso incluye al propio entrenador, demasiadas veces muy tópico, poco concreto y escasamente revelador. Claro que, cuando se ha propuesto serlo, ha devenido en inoportuno. ¡Pelillos a la mar! Hoy tenemos más fe que ayer y, por si acaso, menos que mañana.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook