Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 12
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Más alivio que satisfacción

    La cosecha de la maldadsiempre es más fructífera que la semilla del bien, igual que los virus de la enfermedad germinan con mayor rapidez que sus antídotos. En fútbol también es más fácil contagiarse de los defectos que imitar las virtudes y por eso el Alavés se dejó llevar por un Real Mallorca indolente y exento de ideas y calidad, que reaccionó sólo con el primer gol merced a la persistencia de Marco Asensio y a un error defensivo propio del anfitrión.


    En Segunda División deciden los detalles. Karpin debió verse durante toda la primera parte con los dos pies fuera, a medida que sus pupilos, planos, inseguros y limitados, no dejaban de cometer faltas innecesarias como una expresión gráfica de su falta de recursos técnicos y posicionales. Y así, mientras el portero visitante se iba a descansar sin haber visto el balón de cerca una sola vez, Kasim, Bigas y Joao Víctor se multiplicaban para evitar que se consumara una nueva tragedia.


    Pero Galan, lateral diestro vitoriano, se disfrazó de Truyols y Marco Asensio –el más listo de la clase–, quizás el único, destapó el tarro de sus mejores esencias futbolísticas e insufló a sus compañeros el aire del que carecían.


    Luego todo fue empuje más que otra cosa, amor propio en detrimento de la ansiedad. Sin embargo, el resultado no oculta las carencias, ni los problemas. Esta victoria se entiende más en clave de paréntesis que como un punto y aparte. En ningún caso parece el orígen de una mejoría.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook