Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 12
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Manager nuevo, vida nueva

    uien conoce la historia no la manipula, ni se escandaliza porque lo que queda en los libros son los hechos y no las opiniones. A falta de tres días para comenzar la temporada 1979-80, Miquel Contestí, a la sazón presidente del Mallorca, cesó a Andrés Quetglas y contrató como entrenador a Antonio Oviedo Saldaña. A pesar de que en la primera jornada perdió en el campo del Poblense, ascendió aquel ejercicio a Segunda B y volvió a hacerlo en el siguiente a una categoría superior, la misma que ocupa hoy. Refrescar la memoria no implica valoración alguna respecto a la decisión de Aouate de relevar al cuerpo técnico, sobre todo sin tener constancia firme de la identidad del sustituto de Miquel Soler, que tiene muchos motivos para pedir las explicaciones que, al parecer, Miquel Àngel Nadal no ha solicitado a quienes le vendieron la moto.

    El israelí no sorprendió a nadie en su rueda de prensa. Tampoco lo esperábamos. Sin que ello suponga un elogio prematuro y comparativo, todavía aguardamos la presencia del manacorí desde su nombramiento. Sin embargo, celebremos su sinceridad al recordar que no está aquí para confeccionar una plantilla de guerreros, sino para devolver al Mallorca a Primera División, una meta irrenunciable que había pasado a segundo plano.

    Tampoco se irogó la mesiánica  misión de “lavar la imagen” del club, limitándose a prometer la estabilidad a través de la cual se pueden plantear otras metas.

    Particularmente, y tampoco pretende ser una alabanza, prefiero los pájaros volando que rodean el todavía ‘non nato’ proyecto del excancerbero, que contemplar en la palma de la mano el presente de un club sin contratos, sin dinero y sin recursos.

    Si acaso cabe reprochar que compareciera acompañado de un presidente al que nadie quiere escuchar y se espera pronto no ver. Los últimos pasos que se han dado indican que la venta está próxima y no culminarla sería una gran decepción. La misma que ver a Gabriel Cerdà dirigirse mañana al público. Impóngase el sentido común.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook