Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 08
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mala noticia en el peor escenario

    La verdadera sorpresa habría sido que la FIFA hubiera aceptado la inscripción de Ogunjimi como jugador del Mallorca y no preguntemos por qué. Siempre nos quedará la duda de si al Madrid o al Barça también le hubieran denegado el tránsfer de un fichaje fuera de plazo, aunque ésta no sea la cuestión. En los años cincuenta los franceses acuñaron la frase "cherchez la femme" para hallar en la influencia de alguna mujer la solución de cualquier misterio. Ya hace décadas que, particularmente, preferimos "cherchez l´argent", porque el valor del vil metal ha escalado al primerísimo puesto de cualquier escala de virtudes. En el caso del Mallorca "cherchez Tebas" explicaría la razón de tanto fracaso en las relaciones institucionales del club.

    Aún con el regusto amargo de la decepción no hay que darle más vueltas. Laudrup tendrá su excusa para validar su incendiaria rueda de prensa del pasado viernes y el club tendrá que asumir el riesgo contraído al no reforzar una línea de ataque al gusto de su técnico. Pero todo el debate generado en torno a la presente controversia no logra enfocar el verdadero problema, que es otro muy distinto.

    El escenario en el que, a partir de ahora, se van a desarrollar los hechos no puede ser más preocupante. El equipo, del que en definitiva dependen los resultados, jugará bajo la batuta de un entrenador que no confía en la política del club, ni cree en ella. Viceversa, los consejeros de la entidad tampoco tienen la menor fe en el técnico al que contrataron hace un año. En esta situación los futbolistas se comportan como los niños cuando sus padres se divorcian: ponen ante cada uno la cara que más les conviene para no perder sus prebendas.
    Hasta que la separación de hecho no adquiera el estado de divorcio consumado, el Mallorca es una pura, dura y peligrosa incógnita, ya sea con delantero centro, sin él o con la mismísima corte celestial.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook