Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 12
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mal arriba y peor abajo

    No, no se trata de arrojar la toalla sino de entender que el ascenso se ve tan lejano que pasa a la cola, por detrás de la imperiosa necesidad de poner orden en el caos institucional, cuya prioridad se convierte en indiscutible. La clasificación, engañosa, no es más que una trampa saducea para quienes no poseen más argumentos con los que defender la nulidad de un equipo sin timón ni energía, esquema, dibujo, posicionamiento, solidaridad, filosofía y cuanto adjetivo ayude a definir lo que es el juego del fútbol. Cualquier competidor de la categoría, hasta el colista, exhibe una estructura básica de la que el Mallorca carece. Esta realidad incuestionable aconseja fortalecer y asegurar en primer lugar los cimientos de la obra, antes de que todo el esqueleto se desmorone al mismo tiempo y sin tardanza.

    OLTRA ARREMETE CONTRA LOS JUGADORES y no le faltan motivos, pero no puede esconder su propia cabeza bajo el ala. No valen los dos goles de Gerard para echarle en cara la suplencia del goleador, lo que constituiría un ejercicio de oportunismo. Pero repetir la misma alineación que en Las Palmas protagonizó el ridículo de la primera parte -salvo Ximo por García- sin cambiar nada hasta encajar un segundo gol, ignorar la falta de creatividad y velocidad que atenaza la salida del balón y no ver cómo el contrario domina y provoca superioridad en el centro del campo, le hacen responsable. En toda la primera vuelta no ha sido capaz de poner a sus pupilos al servicio de una idea brillante por su ausencia, ni muchos menos de motivar su actitud.


    PERO LOS FUTBOLISTAS NO SE PUEDEN IR DE ROSITAS por inadecuada que sea la bronca de su entrenador en la rueda de prensa posterior al lance. Ya dijimos la pasada semana, que la forma en que afrontan los partidos dista mucho de la que se observa en el resto de sus adversarios. Unos por sus limitaciones técnicas y otros por comodidad o dejadez, deambulan más que correr. No tienen un líder dentro del campo, pero tampoco lo buscan fuera, ni ninguno de ellos se ofrece como caudillo. No estamos hablando de un problema puntual de la zaga, de la nula capacidad de trabajo de los centrocampistas o la ineficacia de los delanteros. Creemos que esta plantilla no es ni mejor ni peor que las de los rivales mejor posicionados, pero todos, incluso los de abajo, demuestran más implicación y mayor profesionalidad. Si es porque finalizan sus contratos o han de regresar a sus clubs de origen, merecen la reprobación de sus compañeros y, cómo no, de sus superiores. Ellos lo tienen que valorar.

    ESTA TARDE SE JUEGA EN LOS DESPACHOS. El fin del despotismo es tan necesario como devolver la lógica a una sociedad que no puede estar en manos de un exiguo porcentaje del capital, por otra parte empeñado en copar cuotas de poder para controlar el club a su antojo. Precisamente por ello hoy no se puede designar a un director general. Tres días, dos de ellos inhábiles, no bastan para llevar a cabo un examen responsable de los candidatos. Y no se trata de repartir cargos, lo que sería un síntoma evidente de desunión, cuando la coherencia y la responsabilidad exigen una unión estable para marginar la deslealtad institucional.

    SE PUEDE ENTENDER LA AUSENCIA DE CERDÀ EN EL PALCO por razones de seguridad, pero no tanto la decisión de Utz Claassen de ver el partido desde la grada. No es el tipo de gesto que el club necesita en tan delicados momentos. En todo caso, mejor quedarse en casa y verlo por televisión. El primer paso consiste en dotar a la SAD de un gobierno, un mandato leal a los intereses del club; un ejecutivo capacitado para tomar decisiones, porque así lo demanda la situación.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook