Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 09
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los trapos sucios del Mallorca

    Conviene que el mallorquinismo sepa que en la presente causa nadie va a decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. A lo sumo cada cual dirá la suya y, especialmente, lo que le convenga para atraer a su causa la opinión, que eso es y no otra cosa, de su señoría respecto a las responsabilidades contraidas por unos y por otros y que determinará el Tribunal, sin que de ellas se puede excluir siquiera a los propios administradores concursales, cuya intervención denunciante no oculta sus más que discutibles conclusiones. Lo que de verdad se ventila son nada menos que los trapos sucios del Mallorca que, dicho sea de paso, es el único que tiene algo que ganar en este juicio si Pedro Terrasa, parte pasada y parte actual, no consigue que el club ingrese menos de lo solicitado, dada su incoherente y errática línea como consejero y accionista, por no ahondar en tiempos pretéritos. Porque, seamos al menos lógicos si no queremos o podemos ser honestos, ya que la situación ruinosa de la SAD no se alcanza en un año ni en dos, sino en bastante más tiempo de directrices cuya autoría tampoco se circunscribe a un solo hombre, sino a bastantes más. Tiene razón el letrado Joan Font cuando argumenta que su defendido, Grande, es tan culpable como Mateu Alemany y, añadimos nosotros, este último tan responsable como sus predecesores y así sucesivamente. Lo que aquí nadie contará es que, como en la mayoría de clubes españoles, los directivos de ayer, y tal vez los de hoy y mañana, no solamente han mantenido la empresa, en este caso la bermellona, por encima de sus posibilidades –lo cual funcionó muy bien mientras pagaba la familia Asensio– sino que se especializaron en ingeniería financiera para mantener una burbuja ficticia dentro de la que salvaguardaban sus golferías y su prestigio social ofreciendo a la afición un circo insostenible. Dieciseis años de luces deportivas y sombras económicas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook