Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 03
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las verdades del barquero, sin k

    Para que todo el mundo sepa el terreno que pisa antes de hablar en una tertulia, de café o de la radio; en algunos casos unas no se distinguen de las otras. Javier Tebas ha sido proclamado presidente de la Liga de Fútbol Profesional y no se ha cansado de repetir en cuantas entrevistas le han hecho estos días que su intención es la de denunciar y perseguir el amaño de partidos. Como primera medida ha nombrado al presidente del Levante, primer vice idem de la Liga. Ahora que ya sabemos de qué va ésto, podemos continuar.

    El fútbol español no es la reserva espiritual del deporte continental, como era España, o eso pretendían que creyéramos, en tiempos del Generalísimo. En Francia, Inglaterra, Alemania, Italia y varias repúblicas de la antigua URSS, se han detectado casos de corrupción que han desembocado en sonoras sentencias e incluso descenso de equipos como el Juventus en el Calcio o el Olympique de Marsella en el país vecino. Aquí no se han tomado medidas en ningún caso, pese a denuncias clamorosas –la del portero del Zaragoza López Vallejo–, y broncas en las gradas al grito de “¡tongo, tongo!” Podríamos remontarnos al contencioso del Real Mallorca-Mestalla del año 1976 o al Mallorca Alavés de un año antes si alguno de los supervivientes quiere contarlo. ¡Fíjense si ha llovido desde entonces!

    Si cuando el río suena, agua lleva, no estaría de más investigar las denuncias de Barkero, que no del barquero, en lugar de obligarle a pedir perdón. Conviene recordar que un exdirectivo del Levante denunció a Romero, del Deportivo, después de la victoria mallorquinista por 0-3 en Riazor en el 2005, cuando descendieron los granotas y se salvaron los bermellones. Curiosa coincidencia.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook