Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 09
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las lanzas tornaron cañas

    Fui muy crítico con la actitud antideportiva del Villarreal para obtener una plaza europea que no se había ganado en el campo. También lo fui con los gestores del Mallorca por su participación pasiva en una pseudo manifestación convocada por aquel entonces ante los locales de la Federación y volví a serlo al considerar inconsecuente su rechazo a ocupar asientos en el palco presidencial de El Madrigal para escenificar una ruptura de relaciones poco meditada y peor ejecutada. 

    Pese a la controversia que aquella opinión generó entre un sector de seguidores mallorquinistas, una vez más el tiempo se ha encargado de devolver las aguas al cauce que nunca debieron abandonar. El traspaso de De Guzmán, una operación magnífica de Serra Ferrer, empezó a limar asperezas y hoy, tras el traspaso de Pina, el más que probable de Gio y la cesión del joven Gerard, aquellas lanzas se han vuelto cañas e incluso flores. 

     
    Fernando Roig es uno de los grandes adalides en defensa de la igualdad entre clubs. Ardiente censor de la Liga de Fútbol Profesional, exige desde hace tiempo medidas contundentes para acabar con los morosos y se muestra contrario a la aplicación de los concursos de acreedores en las sociedades anónimas deportivas. Con una plantilla de lujo su equipo descendió de categoría, como le ha ocurrido al Mallorca con un vestuario más que suficiente para haber asegurado la permanencia. Y las desgracias, que nunca vienen solas, unen. 
     
    El campeonato se libra sobre el terreno de juego, fuera del mismo debería reinar una armonía absoluta y, sobre todo, una solidaridad indestructible. El futuro de la competición pasa por abolir los privilegios injustos y exagerados de los grandes y eso pasa por la unión de los más modestos más allá de falsas promesas o reuniones de nulo pragmatismo. El propio y común negocio ha sido lo que ha reunido nuevamente a dos clubs enfrentados. Ese es el camino a seguir por todos. Y no sólo en fútbol.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook