Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 26
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las cuentas, al final

    Ante todo debo manifestar que mi estado de ánimo respecto al futuro del Mallorca en la presente Liga corre en paralelo al dictado de la razón, o sea que soy pesimista. Reconozco que también lo fui en temporadas anteriores, por ejemplo cuando Llompart y Bonet sustituyeron a Kresic a falta de tres o cuatro partidos para finalizar la competición y cuando el Levante sólo ganó dos de treinta y tres puntos en disputa a lo largo de las últimas once jornadas.

    Tampoco soy supersticioso y, sin embargo, observo de reojo el mal fario que ha acompañado al equipo mallorquinista desde principio de temporada: errores arbitrales graves, penaltis fallados, ocasiones desperdiciadas, lesiones por un tubo, despistes defensivos puntuales. Murphy pudo haberse inspirado en este equipo para aplicar su famosa “Ley” al mundo del fútbol.

    Pese al desánimo que nos invade, aún no es el momento de hacer balance. El toque necesario de realismo no nos permite abonar la estrategia de quienes han hecho de la caza de Serra Ferrer su único objetivo lo que, además de Claassen, Terrasa y Roig, incluye al verdugo de Jaume Cladera, Biel Cerdá, cuya inoportunidad sólo es comparable al oportunismo  de sus compañeros de consejo. Si alguno ha aportado algo positivo o ha dado un solo paso en beneficio del club y del equipo que levante la mano si se quiere salvar. Esta última frase es de Lucrecia, no mía. No, Borgia no, la cantante cubana de las rastas de colorines. 

    ¡A lo que íbamos! Si los “querulantes”, término que también acabo de copiar de prestigiosos abogados, “genios financieros”, este es mío, y advenedizos varios hubieran dejado sus cuitas personales para el mes de junio, su responsabilidad sería mínima. Si el Mallorca desciende, encontrarán en la depreciación de sus acciones el castigo a su deslealtad.

    Desde el fallecimiento de Antonio Asensio hasta hoy, se han contado muchas falacias, verdades a medias o sesgadas. Algunas de ellas se contienen en documentos que obran en medios judiciales, para las otras, repito, mejor esperar a que baje el campeonato. Por si acaso.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook