Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 18
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ladran, luego cabalgamos

    Serra Ferrer estaba ayer en Londres, por eso no pudo recibir la llamada de un expresidente del Mallorca, no por efímero menos entregado, como fue Bartomeu Vidal. El octavo lugar en la Liga, un beneficio de algo más de siete millones y la renovación de Caparrós, eran motivos más que suficientes para felicitar al de Sa Pobla. Y eso que, por la mañana, aún no se conocía el pronunciamiento de Cort respecto a la declaración de interés general de la Ciudad Deportiva Antonio Asensio que, falta de la ratificación del Consell Insular, ha gestionado Gabriel Cerdá, otra de las víctimas de la ejemplar oposición que integran Claassen, Terrasa y los penosos peñazos de la susodicha Federació de Penyes Mallorquinistes o, mejor dicho, de su junta directiva.
    No es de extrañar pues que Vidal quisiera testimoniar su agradecimiento, como mallorquinista y hombre de bien que tuvo que lidiar en la planta noble de Son Moix y pagar con la pérdida de una amistad eterna, la de la familia Martí Mingarro, sus desvelos por evitar que la casi centenaria institución no llegara seriamente dañada a su primer siglo de existencia.
     
    El problema no es que haya discrepancias, que en el seno de cualquier sociedad incluso pueden ser sanas y propiciar la reflexión. Lo realmente grave es que haya quien hace de la división de opiniones una guerra que no repara en daños colaterales a costa de arramblar con personas y enseres para salvaguardar un falso prestigio y procurar en definitiva, beneficios particulares.
    Sin embargo hay que entender tan execrable actitud como el síntoma más claro de la buena salud del club y del avance de su proyecto. De no ser así nadie precisaría de tan malas artes para hacerse un hueco. Ladran, luego cabalgamos. Esta es la síntesis.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook