Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 14
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La televisión es lo de menos

    Bueno, nadie en su sano juicio podía esperar seriamente que alguien le hiciera caso al Mallorca. No se lo han hecho en época de vacas gordas y lo iban a escuchar ahora, cuando el equipo no pinta una regadera y en la planta innoble hay más trincheras que despachos. Pero no hay que dramatizar. La horquilla social en la que se mueve el club oscila entre una media de ocho mil en Segunda y los doce de Primera. Es lo que podríamos denominar el mallorquinismo de a pie, no el real, porque después hay una masa mucho más amplia, que no acude regularmente al estadio, pero que se interesa por los resultados y la marcha del club. Alguno hasta enciende el televisor para ver algún partido, aunque son minoría. En cualquier supuesto, esta mayoría silenciosa pinchará el Barça-Atlético y a las ocho preguntará qué ha hecho el Mallorca. De todas formas y en aras de ser muy sinceros, autocríticos y realistas, la afición no ha ganado jamás un partido, especialmente desde que el feudo local se domicilia en Son Moix. A un público generalmente frío se añade un recinto que no envuelve, ni contribuye a la creación de un ambiente cálido para el equipo de casa y hostil para el visitante, así que la coincidencia televisiva no es excusa para nadie. En concreto no lo es para los jugadores, los cuales reclaman apoyo sin haber dado nada a cambio en toda la temporada.

    La plantilla debería estar al margen de las puñaladas traperas que se pegan más arriba. Han cobrado puntualmente cada mes y, por mucha apocalipsis que se se predique, no han de tener problemas para percibir sus fichas a final de temporada. Ahora mismo este debate no va con ellos y no se pueden amparar en la menor circunstancia ajena para faltar a sus más elementales deberes. Y eso vale para los de aquí, los de allá, los veteranos y los jóvenes. Entrenador incluido.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook