Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 02
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La redención de Utz Claassen

    Dado que, según se ve, el único loco, en la acepción más inofensiva del calificativo, capaz de arriesgar un montón de millones en el Mallorca es Aouate, dejemos que lo haga y terminemos de una vez con tan penoso y espinoso asunto.

    Parece ser que la pelota se ha situado ahora en el tejado de Utz Claassen, quien tendría una opción preferente sobre las acciones que Pedro Terrasa hace tiempo que tiene en venta. Pues bien, aparte de aquellos cien mil euros que entregó a los empleados del club por la permanencia y un viaje a Girona pagado a cuatro decenas de seguidores, el alemán tiene la oportunidad de hacer su primer favor al club desde su desembarco, hace ya cuatro años.

    ‘Herr’ profesor es al fútbol lo mismo que el caballo de Atila al campo de batalla. Tras su paso no volvió a crecer la hierba en Karslruhe, ni tampoco en Hannover. No sé si algo tendrá que ver eso con el lamentable estado del césped de Son Moix o Son Bibiloni. Es broma. O no.

    “En el Mallorca se entra riendo y se sale llorando”. No es la primera vez que utilizo esta sentencia cuya paternidad corresponde al exdirectivo y exaccionista Javier Cabotá, el único visitante que se atreve a tomar asiento en el palco presidencial, justo detrás de Aouate, lo cual ya es de agradecer. Si como producto de su intervención, mucho más productiva que la de otros redentores, se cierra la venta en cuestión, cada uno de los cesantes se ahogará en su propio llanto, pero la institución habrá salvado su dignidad.

    No alcanzo a entender qué gana Claassen en medio de esta guerra, ni por qué Cerdà no ha cogido el dinero y ha salido corriendo. Pero si todavía hay alguna esperanza de que el club cumpla cien años, esta pasa por el sí del teutón como fin de la pesadilla.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook