Blog 
El Análisis
RSS - Blog de Alejandro Vidal

Sobre este blog de Deportes

Un espacio en el que analizar todo lo relacionado con el RCD Mallorca: fichajes, encuentros, jugadores, temas institucionales, etcétera.


Archivo

  • 19
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La Liga no sirve para nada

    Se ha impuesto, sino la cordura, la solución más lógica. Es más se ha dejado pasar una oportunidad histórica para reducir la segunda división a su dimensión normal, que es de veinte equipos y no de los veintidos surgidos a raiz de una polémica e injusta decisión promovida por el Sevilla y el Celta hace ya tres décadas.

    Sí, el campeonato comenzará el sábado sin el Murcia y con el Mirandés. El primero luchó por el ascenso y el segundo no pudo evitar el descenso. El espíritu no se ha impuesto a la norma y no manda la clasificación que cada uno se ganó en el terreno de juego.

    Pero la decisión judicial ha sentado un precedente que, a partir de ahora, hará prácticamente inviable que ningún club pueda ser sancionado por sus deudas, ya sea con la pérdida de categoría o con la no tramitación de las altas de nuevos jugadores, que en eso sí, la Liga de Fútbol Profesional manda... de momento.

    Superado por el irregular reparto de las televisiones, con el G30 en trance de desaparición y su autoridad tan mermada como sus competencias, el organismo que preside Javier Tebas se sitúa más que nunca en entredicho. Enfrentado a la AFE sin solución de continuidad, el mago que hundió al Alavés, el Badajoz, el Huesca y alguno más, la fuerza y la espuma se le van por la boca. Al adalid del juego limpio, que no ha conseguido denunciar a nadie, le han derrotado por practicar, según la Justicia, el juego sucio. Villar  y Samper, dueño del Murcia, son viejos amigos y el actual presidente de la LFP, enemigo común. Le han ganado un partido en su propio terreno de juego. Los vencedores sonríen, pero el fútbol español tienen sobrados motivos para llorar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook